domingo, 27 de noviembre de 2022

Cuernitos de Coco








 Muy buenas tardes!!!
Aunque he de decir que por aquí están un poco lluviosas, con lo cuál me he sacado un poco de tiempo para poder editar una receta para vosotros, ya que se avecina un puente en breve y que menos que proporcionaros una buena receta para poder aprovechar esos días.
He de reconocer que todo aquello que lleve coco me chifla, y en ésta ocasión no he equivocado para nada. Aunque partí de una receta la tuve que modificar debido a que la pobre masa de galleta se desparramaba por todos los lados, pero el resultado ha valido la pena sin lugar a duda.
Digamos que éstas galletas son la combinación perfecta, obtendremos una galleta con suave toque a agua de azahar, albaricoque y coco, que además de sabor le aporta una textura.
El resultado salta a la vista, son muy originales y sencillas de hacer, así que animaros. Eso sí, he de decir que os saldrá una buena tanda de galletas,más de treinta, pero también os digo que en recipiente cerrado se conservan durante varios días.
Ahhh!!! Se me olvidaba algo muy importante, y hacedme caso, comprar un buen Agua de Azahar, se nota mucho en el resultado final de las galletas. Si os sirve de ayuda yo uso Luca de Tena, lo sé, es un poco más cara y difícil de conseguir, pero os aseguro que valdrá la pena cada euro invertido. Además, os valdrá para roscones, panettones.....
Dicho todo ésto...al lío con la receta!!!!





Ingredientes


  • Para la masa

3 huevos
100 g de azúcar
100 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 sobre de azúcar avainillado
7 g de levadura química
400 g de harina de trigo todo uso
Una pizca de sal

  • Para cubrir las galletas

200 g de mermelada de albaricoque
2 cucharadas de Agua de Azahar
110 g de coco rallado





Elaboración



En el bol de la amasadora colocamos los azúcares junto con la mantequilla en pomada y con el accesorio de pala mezclamos hasta obtener una mezcla esponjosa. A continuación añadimos los huevos y batimos hasta que se integren por completo.
Por último añadimos la mezcla de harina tamizada, junto con la levadura y la sal. Amasamos hasta obtener una mezcla suave y homogénea, apenas pegajosa al tacto.
Boleamos, cubrimos con film transparente y llevamos unos 20 minutos al frigorífico, para que nos sea más fácil formar los cuernitos.
Sacamos la masa del frigorífico y comenzamos a formar  los cuernitos. Para ello trabajaremos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada, según los vallamos formando, los vamos pasando a una fuente de horno forrada con papel de horno.
Luego volvemos a llevar al frigorífico durante una media hora.
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante unos 12 minutos, o hasta que veamos que están ligeramente tostadas.
Mientras nuestras galletas se hornean, en un cazo ponemos la mermelada de albaricoque  y las dos cucharadas de Agua de Azahar, llevamos a fuego suave para que la mermelada se disuelva y conseguir una mezcla líquida. Reservamos
Según se van horneando las bañamos en la mezcla de albaricoque y azahar,por último las rebozamos en el coco y listo!
Se conservan perfectamente en una caja hermética durante unos días.
Por cierto si queréis seguir la evolución de mis recetas en historias de Instagram os voy subiendo pequeños spoiler.... así que seguidme soy @canelaendulce .





jueves, 24 de noviembre de 2022

Árbol Navidad de Bocaditos Especiados

 






Muy buenas!!!!
La Navidad ya está aquí y digamos que me he vuelto un poco loca..... a la vista está, no hay más que ver esta preciosidad de Árbol Navideño.
No paro de imaginarme la mesa de Navidad presidida  por ésta belleza y a todos los invitados esperando el momento para poder degustar ésta delicia. Éstos  bocaditos especiados nos transportarán automáticamente a la Navidad desde el momento del amasado, su aroma delicado a especias es único y hará las delicias de los paladares más exigentes.
Cómo podéis observar esta receta una dos pasiones, la repostería  y las manualidades, es un dos por uno, pero el resultado no me negareis que es una  auténtica obra de arte. No tiene nada que envidiarle a típica torre de bombones.
Así  que vamos a ponernos manos a la obra que la ocasión merece la pena.
Al lío con la receta!!!!!







Ingredientes


  • Para la masa
330 g de harina de fuerza
170 g de harina todo uso
3 g de levadura seca de panadero
2 huevos M
65 g de azúcar
1/2 cucharada de mezcla de especias navideñas*
La ralladura de una naranja
220 g de leche entera templada 
1/2 cucharadita de sal
70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 

  • Para el almíbar 
150 g de agua
100 g de azúcar 
La piel de un limón ecológico 

  • Para decorar
160 g de azúcar glas 
Granos de granada
ramitas de romero


  • Para la mezcla de especias navideñas
1 cucharada canela
1 cucharadita clavo molido
1/2 cucharadita anís molido
1/2 cucharadita jengibre molido
1/4  cucharadita de nuez moscada 
1/4 de cucharadita de cardamomo molido






Elaboración 



En el bol de nuestra batidora de piel colocamos todos los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Comenzamos a amasar a velocidad baja para que los ingredientes se integren. Una vez integrados subimos a velocidad media e incorporamos la mantequilla en trozos poco a poco, amasamos hasta conseguir una masa suave, lisa y elástica,  que tiende a despegarse de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Cuando la masa esté lista la boleamos y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado. Dejaremos que la masa doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez que la masa haya doblado su volumen la volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y le damos un amasado suave para así desgasificarla. 
Ahora vamos con la parte más tediosa del asunto y es que debemos pesar porciones de unos 10 g y bolealarlas, para luego disponerlas en una bandeja de horno que previamente habremos cubierto con un papel de horno. Debemos de colocarlas ligeramente espaciadas ya que debemos dejar que doblen su volumen y luego las llevaremos al horno.Salen unas tres bandejas de horno.
Mientras esperamos a que leuden, en un cazo pequeño colocamos los ingredientes para el almíbar y llevamos a fuego suave durante unos 10 minutos.
Finalmente cuando los bocaditos ya hayan levado precalentar el horno 180ºC y llevamos los donuts al horno por unos 8 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados.
Retiramos del horno y los vamos pasando a una rejilla para que se enfríen .
Podemos aprovechar las tandas de horneado para forrar el cono de porexpan, yo utilicé uno de 40 cm.
Una vez tengamos los bocaditos listos simplemente los bañamos en el almíbar, espolvoreamos con úcar glas y clavamos al cono con ayuda de un palillo al cono. Cubrimos todo el cono con los bocaditos, luego decoramos con las ramitas de romero y con unos granos de granada. Por último espolvoreamos el arbolito con un poco más de azúcar glas para que nos quede aún más nevado......puesto en el centro de la mesa el día  de Navidad vuestros invitados quedarán encantados ante tal belleza y delicatessen.
Y si quieres estar al tanto del progreso de mis recetas sigueme también por Instagram @canelaendulce. Verás el progreso de creación de cada nueva receta





sábado, 19 de noviembre de 2022

Roscón de Tiramisú

 



Muy buenas!!!
Querid@s ya os adelanto que me he liado la manta a la cabeza y he empezado a hornear roscones. Desde ya os aviso que el espíritu navideño me ha invadido, aún no é muy bien por dónde van a tirar mis recetas navideñas, alguna ya tengo es mente, más bien un  ciento, aunque ya sé que no me da la vida para todo. 
Pero vayamos por partes, ya sabéis que mi versión del clásico roscón es infalible y la del roscón red velvet ya ni os cuento....., pero innovar  esta de moda y digamos que me he venido un poco arriba y me he marcado este roscón de tiramisú , que he de reconocer que es un escándalo . No hay más  que verlo!!!!
No me digáis que no os apetece probar ésta maravilla que lo tiene todo, una miga de escándalo, un relleno cremoso de mascarpone y espolvoreado con cacao. 
Vamos la combinación perfecta para sorprender a vuestros invitado en ésta  Navidad, así que ya os podéis poner manos a la obra, no tenéis excusa .
Al lío con la receta !!!!!!









Ingredientes


  • Para la masa

290 g de harina de fuerza
50 g de harina de harina todo uso
35 g de azúcar
55 g de leche entera
3 g de levadura seca de panadero
3 huevos M
145 g de mantequilla a temperatura ambiente
5 g de sal

  • Para la crema

250 g de Queso Mascarpone
250 ml de nata para montar
60 g de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla

  • Para el almíbar

15 ml de café espresso 
1 cucharada de Amaretto 
2 cucharaditas de azúcar


  • Para decorar

Un huevo batido + azúcar para pincelar el roscón
2 cucharadas de cacao puro en polvo para espolvorear






Elaboración


Lo primero que haremos será en una jarrita templar la leche, añadirle la levadura y una cucharadita de harina y otra de azúcar. Removemos bien, tapamos y dejamos reposar una media hora en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire.
En el bol de nuestra batidora de pie colocamos el resto los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Ponemos en marcha a velocidad baja y empezamos a añadir la mezcla que teníamos reservada en la jarra, amasamos hasta que se integre, luego subimos a velocidad media e incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos. Debemos amasar hata conseguir una masa lisa y homogénea, sin grumos, de tacto suave y esponjoso, nada pegajosa al tacto. Sabremos que la masa está lista ya que se despega con facilidad de las paredes del bol y tiende a engancharse al gancho amasador.
Llevamos la masa a un que previamente habremos engrasado, cubrimos con film transparente y dejamos que doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez que la masa haya doblado su volumen la pasamos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y le daremos un suave amasado para desgasificar la masa. Boleamos nuestra masa y tapamos con un paño y la dejamos reposar durante unos 10 minutos para que la masa se relaje y nos sea más fácil trabajarla.
Ahora vamos a formar el roscón, para ello con la ayuda del dedo índice hacemos un agujero en el centro de la masa y con la ayuda de las manos iremos agrandando el agujero  hasta dar forma a nuestro roscón. Debemos dejar un buen agujero ya que tanto como en el leudado como en el horneado la masa crece.
Cuando le hayamos dado forma lo llevaremos a una placa de horno previamente forrada con papel de horno, lo cubrimos con un paño y lo dejamos leudar hasta que doble su volumen.
Cuando esté listo precalentamos el horno a 180ºC, batimos un huevo, pincelamos el roscón y lo espolvoreamos con azúcar. Horneamos durante 30 minutos, luego retiramos del horno y lo pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.
Para la crema simplemente comenzaremos batiendo la nata junto con el azúcar, cuando veamos que la nata empieza a montar añadimos el queso y batimos hasta conseguir una crema consistente. 
Levamos la crema a una manga pastelera con una boquilla lisa y ancha para proceder al montaje del roscón. Hacemos el café y le añadimos el azúcar y el licor. Reservamos.
Con el roscón ya frío, lo abrimos por la mitad, pincelamos la parte inferior con la mezcla de café y con la manga pastelera repartimos la crema de mascarpone  haciendo pequeños montoncitos por toda la base del roscón. Espolvoreamos cacao puro en polvo, colocamos la parte superior encima y por último espolvoreamos la superficie con cacao puro en polvo..... 
y listo para servir!!!







Y para los que queráis los spoiler de mis recetas seguidme en Instagram en @canelaendulce y veréis el proceso de creación de mis recetas, ya que vou subiendo el paso a paso sobre la marcha!!!!




lunes, 14 de noviembre de 2022

Croissant Viral





 


Muy buenas!!!

A que os gusta ésta belleza, pués os va a encantar la receta de hoy, que ni receta se puede llamar de hecho. Ésto es la prueba que con cuatro cosas del super se puede hacer un postre de lo más resultón. 
Así que si queréis luciros con éstos croissant tan virales, poneros manos a la obra, ya que admiten muchas variaciones y cómo bien se puede observar son de lo más vistosos. Aunque yo los hice de pistacho, bien se pueden hacer rellenos de nutella con crocante de almendra, queso crema con mermelada de fresa y fresa liofilizada...etc, dejar volar vuestra imaginación.....
Dicho todo ésto sólo vamos a necesitar un poco de maña para realizar éstas bellezas de croissants...al lío con la receta!!!!





Ingredientes


2 láminas de hojaldre cuadrado
100 g de crema de pistacho crunchy
30 g de pistachos troceados
75 g de chocolate blanco



Elaboración



Lo primero que haremos será precalentar el horno a 200ºc, con ventilador.
Desenrrollamos el hojaldre y lo cortamos tiras en tiras de unos 4 cm de ancho, enrollamos sobre si mismas y las llevamos a un aro de emplatar, yo usé uno de 10 cm de diámetro por 4 de alto, forramos el interior del aro con papel de hornear para luego facilitar el desmoldado. Yo con las dos planchas de hojaldre hice tres croissants, antes de llevarlos al horno los cubrimos con un papel de horno y le ponemos algo pesado encima, para que mantenga la forma. Simplemente puse una bandeja de horno con un bol encima.





Llevamos al horno por 50 minutos, luego retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Una vez estén fríos los rellenamos con la crema de pistacho, yo me ayudé de una manga pastelera y una boquilla de pico largo, para rellenar. Cuando los tengamos rellenos derretimos el chocolate blanco y decoramos tapando el agujero del relleno y hacemos unos pequeños chorretones  para decorar, colocamos una pequeña porción de crema de pistacho sobre el chocolate blanco y espolvoreamos con el pistacho troceado para decorar...... y listo!!!
Cómo podéis observar es de lo más sencillo y resultón.





Ahh!!! Y para spoilers de mis recetas sígueme en Instagram, soy @canelaendulce 😜!

sábado, 29 de octubre de 2022

Pan de Muerto










Muy buenas!!!!
Aquí estoy de nuevo y vengo muy contenta, ya que después de varios intentos por fin os traigo una receta de Pan de Muerto que para que en éste puente os pongáis manos a la obra.
Cómo os iba comentando el año pasado hice dos intentos de pan de muerto, y el resultado no me convencía para nada con lo cuál no publiqué ninguna receta y marqué el objetivo de éste año seguir intentándolo. Así que éste año me puse de nuevo manos a la obra, yo suelo elegir una receta y modificarla y adaptarla a mi gusto, con lo cuál la receta muchas veces hay que repetirla hasta que el resultado me convence, luego se fotografía, se edita y se publica, un proceso que dura varios días.  Eso sin contar que una en su cabeza se idea un montaje y luego por diferentes motivos no lo puedes llevara a cabo, con lo cual vas rectificando sobre la marcha.
Pero a lo que iba escogí una receta como punto de partida y ya inicialmente la modifiqué un poco a mi gusto, sustituyendo algunos ingredientes y añadiendo otros.Total que ya a la hora de integrar la mantequilla a la masa no me convencía mucho, pero bueno todos sabemos que una vez que añadimos la mantequilla y tras un poco de amasado se obra la magia y la masa se vuelve suave, elástica y esponjosa...... pero no, amigos míos, la mía era un desastre antes de la mantequilla y continuó siendo así una vez añadida la mantequilla y tras un leve periodo de amasado. Es más se sobrecalentó con lo cual la levadura perdió su efecto, vamos un desastre en toda regla..así que decidí empezar de nuevo.
Me puse manos a la obra con la segunda masa y modifiqué un solo elemento, comencé con la receta y llegado el momento de incorporar la mantequilla me doy cuenta de que no quedaba ( llovía a cantaros y me negaba a bajar al súper ), por suerte tenía una tarrina de mantequilla clarificada Deleitar, así que dije servirá y el resultado será mucho mejor incluso. Me vine tan arriba que en vez de añadir los 140 g de tenía pensado inicialmente le añadí  la tarrina entera, 200g! Os juro que casi me da algo!...pero me dije venga, amasemos aver que sale de ahí..... y el resultado de lo que inicialmente me parecía un error es un Pan de Muerto muy aromático, suave y esponjoso, una auténtica nube.
Ésta es la historia que hay detrás de éste pan que os encantará y con el cual conquistar a los paladares más exigentes. Así que a continuación os dejo la receta.





Ingredientes


  • Prefermento


150 g de harina de fuerza
100 g de agua 
2 g de levadura seco
1 cucharadita de azúcar


  • Masa



340 g de harina de fuerza
200 g de harina de trigo todo uso
130 g de azúcar
130 g de leche entera
3 huevos M
3 g de levadura seca de panadero
5 g de sal
2 cucharadas de agua de azahar Tena
ralladura de un limón y una naranja
200 g de mantequilla clarificada Deleitar fría



  • Para decorar

40 g de mantequilla derretida
azúcar para espolvorear






Elaboración



Empezamos con el prefermento, para ello utilizaremos un bol pequeño dónde mezclaremos los ingredientes hasta formar una especie de masa pastosa. Tapamos con un film transparente y dejamos leudar durante unas 2 h aproximadamente, veremos que duplica o incluso triplica casi su tamaño.
Ahora que tenemos el prefermento listo vamos con la masa principal. Para ello colocaremos todos los ingrediente,s incluido el prefermento, menos la mantequilla en el bol de la batidora de pie con el pancho amasador puesto.
Comenzamos a amasar a velocidad baja para que los ingredientes se vayan integrando poco a poco, una vez tengamos una mezcla con aspecto grumosa pero con los ingredientes integrados empezamos a añadir la mantequilla que ha de estar fría  en pequeños trozos. 
Subimos a velocidad media alta una vez que hayamos incorporado la mantequilla para que la masa desarrolle el gluten y se transforme en una masa lisa suave, elástica, apenas pegajosa. La masa tiende a despegarse de las paredes del bol y engancharse al gancho amasador. En éste momento la masa estará lista.
Llevamos la masa a un bol previamente engrasado, cubrimos con film y dejaremos reposar en un lugar cálido unos 45 minutos,para que la fermentación comience. Veremos que la masa ha aumentado de volumen.
Llegados a éste punto llevamos la masa al frigorífico y dejamos que leve durante toda la noche. Con ésto conseguiremos un levado más lento, nos ayudará a que los aromas de la masa se intensifiquen además de que nuestro pan se conserve tierno durante más tiempo.
Al día siguiente retiramos la masa del frigorífico y dejamos que se atempere durante una hora.
Pasamos a una superficie de trabajo ligeramente enharina y le damos un suave amasado para desgasificar la masa. Luego la dividimos en dos partes iguales ya que vamos a hacer dos panes.
Cogemos una de las porciones y comenzamos a trabajar con ella, vamos a retirar 100 g de la masa que será con la que haremos los huesos más tarde ( cráneo y huesos). Primero formamos el bollo, lo boleamos bien, asegurándonos que nos quede una superficie. A continuación de los 100 g de masa que teníamos reservada separamos 25 y hacemos una bola con ella ( será nuestro cráneo), los 75 g restantes los dividimos en 2 partes, formamos una especie de cabo y con ayuda de los dedos formamos los huesitos, simplemente marcamos 5 puntos más finos. Para ello simplemente añadimos un poco más de harina a la masa para que al hornear no se deformen. Colocamos  nuestro pan sobre una bandeja de horno con papel de hornear y sobre el los huesitos en cruz sobre el pan y coronamos con el cráneo. Repetimos el mismo proceso con la masa que nos queda.
Tapamos con un paño y dejamos leudar hasta que nuestros panes doblen su volumen. Yo los suelo dejar levar dentro del horno, simplemente le enciendo la luz y listo.
Para el horneado no hace falta pintarlos, ya que nos quedarían unos panes demasiado oscuros. Simplemente precalentamos el horno a 160ºC con ventilador 0 180º sin ventilador, calor arriba y abajo. Horneamos durante unos 40 minutos, debemos de tener cuidado de que no se nos tuesten demasiado , si es así, durante los 10 últimos minutos los cubrimos con papel de aluminio.
Retiramos del horno, los pasamos a una rejilla, pincelamos con mantequilla derretida cada bollo y lo espolvoreamos con azúcar. dejaremos que se enfríen por completo y a disfrutar!!!!


  • Si no disponemos de mantequilla clarificada usaremos  sólo 140g de mantequilla. Debemos recordar que la mantequilla clarificada es una mantequilla normal a la que se le ha eliminado la parte del agua.
  • Una vez que nuestros Panes de Muerto están fríos los guardaremos en un envase hermético o una bolsa alimentaria.
Y ya sabéis todo éste proceso está documentado en histories antes de la publicación final en @canelaendulce mi Instagram.





martes, 25 de octubre de 2022

Pan de Calabaza



Muy buenas!!!
Y continuando con las recetas otoñales os traigo ésta belleza de pan, si es que no puede ser más bonito, además de que es una delicia. Pero es que es tan bonito que da pena hasta comerlo. 
Hace tiempo que tenía en mente hacer un pan con ésta forma, pero lo que yo no sabía es que me iba a costar varios intentos. Pero también os digo que ha merecido la pena ya que el resultado es el deseado. Aunque su aspecto sea un poco rústico, tenemos entre manos un delicioso pan de calabaza tipo brioche, aunque no lleva ni leche ni mantequilla.
El motivo de que no lleve ni leche, ni mantequilla es debido a que el aporte de grasa se lo da el yogur griego. Pero el resultado es un pan con una miga suave y esponjosa y con suave sabor a calabaza asada que hará que os encante.
Así que amigos mío si os encantan tanto las recetas de calabaza como a mí ,estáis en el sitio indicado. A disfrutar del otoño y de la receta!!!





Ingredientes



150 g de calabaza asada triturada
70 g de agua templada
445 g de harina de fuerza
50 g de azúcar
125 g de yogur griego natural
3g de levadura seca de panadero
5 g de sal




Elaboración


La elaboración de éste pan es de lo más sencilla, simplemente colocamos todos los ingredientes en el vaso de la batidora de pie. Comenzamos a batir a velocidad media hasta que los ingredientes se integren, luego subimos a velocidad media hasta que la masa se vuelva suave lisa y elástica.
Llegados a éste punto pasamos la masa a un bol que previamente habremos engrasado , tapamos y dejamos reposar en un lugar cálido hasta que la masa doble su volumen.
Cuando éste lista la pasamos a una superficie de trabajo enharinada, le damos un amasado suave para quitarle el exceso de aire a la masa. Boleamos la masa bien, al bolear debemos de tensionar bien la masa, para que a la hora del horneado nuestra calabaza salga lo más hermosa posible.
Para formar la calabaza cortamos 3 cabos de hilo resistente al horno, los colocamos en cruz ( para simular los gajos de la calabaza) y colocamos nuestra bola de masa sobre ellos. Es muy importante atarlos un poco flojos,  espolvoreamos con harina y hacemos el greñado (los cortes para decorar la superficie de la calabaza).
Con delicadeza tapamos con un paño y dejamos que nuestra calabacita doble su tamaño en un lugar cálido.
Horneamos con horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos, luego retiramos del horno y dejamos la calabaza sobre una rejilla para que el pan se enfríe por completo.
Por último con ayuda de una tijeras y un poco de cuidado cortamos los cabos y los retiramos. Es un pan tan tierno que a la hora de retirar los cabos si no se trata el pan con cuidado se nos puede romper.
Listo para disfrutar!!!!
Os recuerdo que cualquir duda te la resuelvo encanta y no dudes en seguirme en Instagram, soy @canelaendulce







sábado, 22 de octubre de 2022

Flan de Calabaza






Autumn is coming!!!
El otoño ya está aquí, es tiempo de hacer recetas con calabaza, castaña, especias.... Me encanta el otoño, significa volver a retomar la costumbre de hornear y volver a la rutina poco a poco. 
Así que como es tiempo sobre todo de calabaza me puse manos a la obra con éstos deliciosos y sobre todo sencillos flanes de calabaza. Cuando digo sencillos, digo súper fáciles y ya os digo que para la ocasión utilicé mi Crock Pot. 
Hace años que tengo la Crock Pot, la verdad es que la utilizo mucho, he de decir que para asar calabaza es ideal. Suelo programarla, lavo la calabaza y la meto en la olla entera y la programo en alta unas 4 o 5 h, todo depende del tamaño de cada calabaza. Cuando la calabaza está asada al tocarla por fuera la piel está blanda al tacto. La retiro de la olla, la corto a la mitad y con ayuda de una cuchara primero retiro las semilla y luego la pulpa . Suelo utilizar calabaza cacahuete, pero ésta técnica es apta para cualquier tipo de calabaza. Para muchas de mis recetas ya la utilizo así tal cual sin triturar, aunque para éstos flanes sí la trituro.
Si no disponéis de Crock Pot, simplemente precalentar el horno a 220ºC, lavamos bien la calabaza y pinchamos con un cuchillo para dejar salir el vapor. Colocamos una bandeja para horno y horneamos durante 30 - 45 minutos, depende un poco de cada horno.
La ventaja de la olla lenta frente al horno es que a pesar de que el tiempo de cocción es superior el consumo es mínimo frente al consumo del horno. 
Ahh!!! Yo asé una calabaza debido a que se avecinan varias recetas!!!
Dicho todo ésto, si tenéis alguna duda, simplemente preguntarme. 
Al lío con la receta!!!






Ingredientes para unos 6 flanes

4 huevos M
2 yemas de huevo
200 g de calabaza asada triturada
200 g de leche entera
200 g de agua
100 g de leche condensada






Elaboración




En un bol batimos los huevos junto con las yemas, reservamos.
En un cazo añadimos la calabaza, la leche, el agua y la leche condensada, calentamos a fuego suave y añadimos la mezcla de los huevos, removemos bien durante unos minutos y retiramos del fuego. Veremos que la textura de la mezcla cambia pasando de líquida a espesarse ligeramente.
Colocamos un poco de caramelo en cada flanera y la rellenamos con la mezcla. Yo paso la mezcla por el colador para evitar cualquier grumo.
Tapamos cada flanera con un trozo de papel albal y las llevamos a la Crock Pot y cubrimos el fondo de la olla con aproximadamente dos dedos de agua ya templada, programamos 1,5h en alta, luego retiramos y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de llevarlos a la nevera.
Si no tenéis olla no pasa nada, horno precalentado a 160ºC, 40 minutos y listo!!!







lunes, 17 de octubre de 2022

Donuts al Horno

 




Hola!!!
Aquí estoy de nuevo, lo primero es dar las gracias por la acogida que ha tenido la receta del Brioche de Philadelphia que he subido la semana, muchísimas gracias por todo el cariño que ha recibido la receta. Tan sólo espero que éstos Donuts al Horno reciban el mismo cariño.
Como bien sabemos detrás de cada receta siempre hay una planificación, modificación de receta, muchas veces la receta la repito hasta que el resultado me convence, luego se fotografía, se redacta, edita y finalmente se publica. Todo ésto conlleva su tiempo y cuando finalmente publico una receta y recibe el apoyo que se espera una se siente realizada, dado que todo el trabajo y tiempo invertido se ve recompensado. Muchísimas gracias!!!!
La receta de hoy son unos donuts al horno, ya que son mucho más ligeros que los fritos ya que no absorben aceite de la fritura. Además los podremos hornear en prácticamente dos tandas, todo depende del tamaño que hagamos los donuts.
Ya os adelanto que es una receta de lo más sencilla y con ingredientes sencillos, evidentemente con ésta receta no intentamos imitar los de marca. Eso sí, el resultado son unos donuts muy esponjosos y con suave aroma a vainilla.
Ah!!! Os recuerdo que todos aquellos que queráis ver el proceso de muchas de mis recetas antes de publicarlas definitivamente simplemente buscarme en Instagram, soy @canelaendulce , bueno y también os cuento alguna que otra cosa de mi día a día. Como siempre os recuerdo cualquier duda que tengáis siempre os la resolveré encantada.
Dicho todo ésto, vamos con la receta.




Ingredientes


  • Para la masa
330 g de harina de fuerza
170 g de harina todo uso
3 g de levadura seca de panadero
2 huevos M
65 g de azúcar
1 cucharadita de vainilla
220 g de leche entera templada 
1/2 cucharadita de sal
70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 


  • Para el almíbar 
150 g de agua
100 g de azúcar 
La piel de un limón ecológico 

  • Para decorar
80 g de azúcar glas 






Elaboración 



En el bol de nuestra batidora de piel colocamos todos los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Comenzamos a amasar a velocidad baja para que los ingredientes se integren. Una vez integrados subimos a velocidad media e incorporamos la mantequilla en trozos poco a poco, amasamos hasta conseguir una masa suave, lisa y elástica,  que tiende a despegarse de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Cuando la masa esté lista la boleamos y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado. Dejaremos que la masa doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez que la masa haya doblado su volumen la volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y le damos un amasado suave para así desgasificarla. Con ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta dejarla con 1 cm de grosor y procedemos a cortar nuestros donuts. Para ello o bien con la ayuda de un cortador de donuts o simplemente con una vaso y una tapa pequeña para hacerles el agujero. Cuando los tengamos cortados los vamos pasando a una placa de horno a la que previamente le habremos colocado papel de horno.
Los recortes de masa los volvemos a amasar, los estiramos y volvemos a cortar donuts hasta acabarla.
Tapamos los donuts con un paño y dejamos leudar hasta que doblen su tamaño.
Mientras tanto en un cazo pequeño colocamos los ingredientes para el almíbar y llevamos a fuego suave durante unos 10 minutos.
Finalmente cuando los donuts ya hayan levado precalentar el horno 180ºC y llevamos los donuts al horno por unos 10-12 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados.
Retiramos del horno y los vamos pasando a una rejilla para que se enfríen , los iremos pincelando con el almíbar y espolvoreando con el azúcar glas. Yo me ayudo de un colador pequeñito que tengo. Dejaremos enfriar  por completo antes de empezar a comerlos.... si es que os podéis aguantar!!!!






lunes, 10 de octubre de 2022

Brioche de Philadelphia

 





Muy buenas!!!
Como ya os habréis dado cuenta ha refrescado un poquito así que ya apetece encerder el horno, así que aprovechando que tenía una tarrina de queso Philadelphia abierta me puse manos a la obra con esta maravilla de receta que seguro que os encantrá.
Y es que ésta maravilla se mantiene esponjosa durante varios días, ya os adelanto que la peculiaridad de éste brioche es que no lleva mantequilla, el aporte de grasa se lo da el queso. El resultado es un brioche muy esponjoso y con una miga suave.
Respecto a su elaboración para mí lo más importante es respetar los tiempos en el amasado,, decir debemos amasar a velocidad media y debemos amasar hasta desarrolar el gluten de la harina, sólo así conseguiremos una masa suave y elástica, que para nasa sse nos pegará a las manos y que será muy manejable.
Así que no dudéis ni un minuto a la hora de atreverse con ésta receta, ya que el resultado os va a encantar, dicho todo ésto...al lío!!!!





Ingredientes



285 g de harina de fuerza
1 huevo + 1 yema
60 g de leche entera tibia
125 g de queso Philadelphia
Ralladura de un limón
40 g de azúcar
3 g de levadura seca de panadero
1 cucharadita de sal
Un poco de leche para pincelar el brioche
azúcar glass para decorar




Elaboración



En el bol de una batidora de pie equipada con el accesorio de gancho colocamos la harina, los huevos, la leche, el queso, la ralladura delimón, el azúcar, la levadura y la sal. Ponemos en marcha a velocidad baja y amasamos hasta que los ingredientes se integren, luego subimos a velocidad media y amaasamos hasta que la masa se vuelva lisa y elástica, muy suave al tacto y para nada pegajosa. La masa llega a éste estado cuando durante el amasado desarrolla el gluten, durante éste proceso la masa tiende a despegarse de las paredel del bol y enganchase al gancho amasador y es una masa muy lisa.
Una vez la masa está lista la llevamos a un bol que previamente engrasamos, la cubrimos con film transparente y la dejaremos que doble su volumen. Para ello la colocaremos en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Cuando la masa haya doblado su volumen, sobre una superficie enharinada a desgasificamos dándole un suave amasado. Luego la dividimos en 12 partes iguales, las boleamos y las llevamos a un molde de 20 cm que previamente habremos forrado con papel de hornear. Volvemos a cubrir con un paño y dejamos de nuevo que nuestra masa de brioche doble su volumen.
Fimanlente una vez la masa esté leudada precalentamos el horno a 180ºC, pincelamos con leche nuestro brioche y lo llevamos al horno durante 35 minutos, pasado éste tiempo lo retiramos del horno y desmoldamos para pasar el brioche a una rejilla para que termine de enfriar. Para terminar simplemente espolvoremaos con azúcar glass y listo!!!
Se conserva perfectamente durante varios días en un recipiente hermético o en una bola perfectamente cerrada.




viernes, 30 de septiembre de 2022

Panecillos de Patata





Muy buenas!!!!
Por aquí estoy de nuevo, ya os anticipo que debido a que las temperaturas ya lo permiten he encendido el horno y para inaugurar la temporadea os traigo ésta auténtica delicia. 
Cuando probéis éstos deliciosos y suaves panecillos de patata espolvoreados con semillas, caerás rendida ante ellos, los puedes rellenar tanto de dulce como de salado y se conservan durante varios días perfectamente dentro de una bolsa cerrada.
Respecto a la receta simplemente necesitarás un poco de patata cocida ( yo apoveché unas pocas que me sobraron de la comida), bien triturada y sin grumos, el resto de los ingredientes también los tendrás a mano en tu despensa sin problema alguno.
El resultado serán unos panecillos con una miga de lo más suave y esponjosa.....bueno....no me enrollo más y voy con la receta!!!!










Ingredientes para 10 panecillos



* Para la masa

350 g de harina de fuerza
150 g de leche entera
1 yema
150 g de patata hervida, triturada y sin grumos
3 g de levadura seca de panadería
1 cucharadita de azúcar
10 g de sal
60 g de mantequilla a temperatura ambiente

* Para el acabado

Mezcla de semillas
yema y leche, mezclado en igual cantidad









Elaboración


En el bol de una batidora de pie ponemos todos los ingredientes excepto la mantequilla, equipada con un gancho amasador la batidora, comenzamos a amasar a velocidad baja para que los ingredientes se vayan integrando. Una vez tengamos los ingredientes anteriores integrados añadimos la mantequilla en trozos y continuamos amasando a velocidad media, amasamos hasta obtener una maasa suave, lisa y elástica. 
Éste proceso de amasado nos puede llevar unos 10 minutos o más, ya que para conseguir éste aspecto en la masa debemos de amasarla hasta que el gluten se desarrolle. La masa será muy suave al tacto y nada pegajosa, llegado a éste punto la pasaremos a un bol que previamente habremos aceitado y la cubriremos con film transparente.
Llevamos el bol a un lugar cálido y alejado de corrientes de aire dónde dejaremos que la masa duplique su volumen. Yo suelo hacerlo en el interior del horno y le enciendo la luz al horno.
Una vez que la masa haya duplicado su volumen, simplemente la desgasificamos, dándole un ligero amasado, dejaremos reposar de nuevo la masa 10 minutos tapada con un paño de cocina. Luego dividimos en 10 porciones iguales y boleamos para formar cada panecillo. Los colocamos  en 2 placas de horno cubiertas con papel de horno y dejando espacio entre ellos, volvemos a cubrir con una paño y los volvemos a dejar leudar hasta que doblen su volumen.
Cuando los panecillos estén listos precalentamos el horno a 180ºC y colocamos un cuenco resistente al calor con un poco de agua en el fondo del horno para generar vapor y así facilitar el desarollo de los panecillos durante el horneado. Mientras el horno se calienta pincelamos nuestros panecillos con la mezcla de yema de huevo y leche, espolvoreamos con la mezcla de semilas que deseemos y con aguda de un cochillo afilado haremos una cruz en la superficie de cada panecillo.
Abrimos la puerta del horno, retiramos el cuenco con agua del horno y llevamos los panecillos al horno durante unos 30 minutos, si vemos que se nos doran demasiado pasados 25 minutos los cubriremos con papel de aluminio.
Retiramos del horno y pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo, una vez fríos se conservan durante unos días en un recipiente hermético.





jueves, 15 de septiembre de 2022

Magnum Cheesecake




Muy buenas!!!
Aquí estoy de nuevo y con un recetón de esos que fijo que os va a encantar. Puede    que el verano se haya terminado pero a mí me ha dado por hacer helados, oye que ya veo a gente haciendo roscones..... así que cada uno a lo suyo!
Como os contaba me he venido arriba y aunque en Galicia ya llueva a ratos la temperatura es agradable y apetece aún tomarse un buen helado sentada en la terraza al sol. 
Me puse manos a la obra con éstas bellezas que sé que os encantarán, dado que si os gusta una cheesecake , éstos helados os encantarán!!! Lo tienen todo, desde las galletas lotus, pasando por una deliciosa crema de queso y como no, una deliciosa capa de mermelada..... pero la cosa no termina .... como todo buen magnum está bañado en chocolate blanco...... un espectáculo para los sentidos.
Así que amigos míos poneros manos a la obra que la receta es de lo más sencilla y resultona, ya me diréis quién se resiste ante semejante delicia.
Allá que vamos!!!!!




Ingredientes

  • Ingredientes para 6 mini magnum 

130 ml de nata para montar
150 g de queso Philadelphia
50 ml de leche
1/4 de cucharadita de goma guar
1 cucharada de azúcar invertido 
6 galletas lotus trituradas
Mermelada de frambuesa 

  • Ingredientes para la cobertura

180 g de chocolate blanco
1 cucharada de aceite de coco
1 galleta lotus triturada
6 frambuesas




Elaboración 



En un bol mezclamos la nata, el queso, la leche, la goma guar y el azúcar invertido. Debemos mezclar hasta conseguir una crema homogénea y sin grumos.
Una vez tengamos lista la crema de queso, comenzaremos con el montaje de los helados. Para ello colocaremos una pequeña capa de galletas trituradas en el fondo de cada helado. Seguidamente rellenamos con la crema de queso, no debemos rellenar el molde hasta el borde ya que debemos de dejar espacio para una fina capa de mermelada de frambuesa.
Una vez tengamos rellenados los moldes con la crema de queso los llevaremos al congelador, dónde reposarán unas horas antes de colocarles la capa final de mermelada de fresa. Para que nos sea más fácil colocar ésta última capa simplemente calentaremos una pequeña porción de mermelada para que sea más líquida y así poder extenderla mejor.
Llevamos de nuevo al congelador y los dejaremos mínimo unas 12 horas antes de proceder a darles el acabado final.
Para el acabado final derretimos el chocolate blanco junto con el aceite de coco y luego bañamos nuestros helados , escurrimos el exceso de chocolate y dejamos sobre papel de horno y los llevaremos de nuevo al congelador. Yo para bañarlos utilizo un vaso estrecho y alto para facilitar el proceso.
Por último los decoramos, yo simplemente con una cuchara hago unos chorretones de chocolate, espolvoreo galleta lotus sobre ellos y decoro finalmente con una frambuesa.
Listos para zampar!!!! Os van a encantar tanto en sabor como en textura, ya que son de lo más cremosos!!!!





miércoles, 7 de septiembre de 2022

Galletas de Chocolate Gold y Nueces Pecanas

 





Muy buenas!!!
Vuelvo con más recetas y es que voy a aprovechar unas mini vacaciones que tengo para crear nuevo contenido para el blog y así recuperar un poco el tiempo que he estado ausente. Además ha refrescado un poco y ya apetece encender el horno, así que me puse manos a la obra con éstas deliciosas Galletas o cookies, como vosotros queráis llamarlas.
Así que aprovechando que tenía unas nueces pecanas y chocolate gold ( el chocolate con un ligero toque a caramelo), me puse manos a la obra con éstas deliciosas galletas, que son de lo más sencillas y que podéis versionar a vuestro gusto con tan sólo cambiar el tipo de chocolate y las nueces por cualquier otro fruto seco de vuestra elección.
Dicho todo ésto vamos con la receta!





Ingredientes



115 g de mantequilla a temperatura ambiente
90 g de azúcar
130 g de harina de trigo
1 huevo L
1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de vainilla en pasta
140 g de chips de chocolate gold
100 g de nueces pecanas, más algunas extra para decorar





Elaboración



Lo primero que haremos será batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que blanquee, luego añadimos el huevo y la vainilla, batimos hasta integrar. 
A continuación añadimos la harina previamente tamizada junto con el bicarbonato de sodio y ya por último incorporamos las chips de chococlate y las nueves pecanas partidas a la mitad, removemos hasta conseguir una masa homogénea.
Colocamos sobre nuestra bandeja de horno una hoja de papel encerado y con ayuda de una cuchara de helado de tamaño mediano vamos haciendo las bolas de galletas, que aplastamos ligeramente y decoramos con una nuez cada galleta. Llevamos al frigorífico durante media hora antes de hornear.
Con el horno precalentado a 180ºC, las horneamos unos 10 min o hasta que veamos que los bordes ligeramente se doran. Retiramos del horno y las dejamos reposar unos minutos en la bandeja antes de pasarlas a una rejilla enfriadora. Debemos de tener cuidado a la hora de pasarlas a la rejilla ya que las galletas al estar aún calientes estarán blandas.
Una vez estén completamente frías las guardaremos en una lata hermética para su conservación.
Ahhh!!! A mí me salieron unas 12 galletas, pero eso dependerá un poco del tamaño de la cuchara de helado que utilicéis.