jueves, 31 de marzo de 2022

Mushroom Cookies



Muy buenas!!!!
Ya estamos a las puertas del fin de semana y yo vengo con una receta de lo más molona!!!
En esta ocasión os traigo una versión de unos de los postres más populares de Lituania, allí los llaman Sausainiai Grybukai ( Galletas de Champiñones), reciben este nombre por su parecido con las setas del bosque.
Se caracterizan por tener una base o tallo blanco y una parte superior o sombrero de color marrón oscuro, que se asemeja  a los colores de un hongo.
Cabe destacar que en Lituania tienen unos moldes de hierro para elaborar dichas galletas, pero también hay adaptaciones para elaborarlas a mano.
Aunque como ya habréis observado yo he decidido darle un toque de lo más divertido y original y demostrar que lo prohibido está de muerte!!!!
Os espera un escándalo de galletas con un suave toque a vainilla... ainssss.... vamos con la receta no me enrollo más.




Ingredientes


*  Para los tallos de los champiñones

220 g de harina de trigo todo uso
80 g de almendra molida
60 g de azúcar glas
80 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo M
1 cucharadita de levadura e polvo, tipo Royal
1 cucharadita de vainilla en pasta

* Para los copetes de los champiñones

400 g de harina de trigo todo uso
75 g de azúcar glas
1 huevo M
1 yema
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de levadura en polvo, tipo Royal
1 cucharadita de vainilla en pasta


* Para decorar

200 g de candy melts rojo + 2 cucharadas de aceite de coco
80 g de chocolate blanco + 1 cucharada de aceite de coco
15 g de semillas de amapola
40 g de azúcar perlado



Elaboración



Lo primero que haremos será la masa de los tallos de las setas, para ello mezclaremos la mantequilla en pomada junto con el azúcar y el huevo hasta conseguir una crema. En un bol aparte tamizaremos la harina, el polvo de hornear y la almendra molida. Luego incorporamos a la mezcla anterior, amasamos  hasta formar una masa grumosa y después amasamos hasta  formar una bola. Envolvemos en film transparente y llevamos al frigorífico al menos una hora para que repose.
Continuamos con la masa de los copetes de las setas, simplemente mezclamos la mantequilla con el huevo, la yema y el azúcar hasta que quede esponjoso. Incorporamos la harina tamizada junto con el polvo de hornear. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea y formamos una bola, envolvemos en film transparente y llevamos al frigorífico durante al menos una hora para que la masa repose.
Una vez la masa haya reposado, calentamos el horno a 180ºC.
Retiramos la masa de los tallos del frigorífico y damos forma a los tallos. Yo simplemente fui partiendo pequeños trozos de masa y dándole forma de cilindro,los hice todos más o menos del mismo tamaño para poder hornearlos todos juntos. Según los vayamos haciendo los vamos colocando sobre una bandeja con papel de horno en la base. LLevamos al horno por unos 12 minutos o hasta que veamos que están ligeramente dorados, el tiempo de horneado dependerá un poco del tamaño de vuestros tallos.
Retiramos de horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Ahora toca hornear los copetes de las setas, para ello retiramos la masa de la nevera y tomamos una porción en la mano, boleamos y aplanamos ligeramente y llevamos a la bandeja de hornear forrada con papel de hornear. Una vez los tengamos listos los horneamos unos 12 minutos, aunque como os digo dependerá del tamaño de vuestros copetes, en todo caso asta que estén ligeramente dorados. Retiramos del horno y dejamos que se enfríen por completo.
Ahora vamos con el montaje de nuestras setas, par ello lo primero que haremos será con ayuda de un cuchillo vamos a hacer una pequeña incisión en la parte plana de los copetes de las setas para después pegar los tallos.
Para pegar los tallos a los copetes derretimos el chocolate blanco y sumergimos el extremo de cada tallo y lo pegamos a un copete, los vamos dejando boca abajo para que solidífiquen. Si queremos acelerar el proceso llevamos unos 10 minutos al frigorífico.
Vamos a bañar los tallos de las setas, para ello al chocolate blanco derretido le añadimos el aceite de coco para que el chocolate nos sea más fluido, pasamos el chocolate a un vaso  más o menos del alto del tallo para así poder facilitar el sumergido de cada seta. La cogemos por el copete, sumergimos el tallo, dejamos escurrir el exceso de chocolate blanco y luego espolvoreamos unas semillas de amapola. Dejaremos sobre una bandeja con papel de horno para que el chocolate blanco solidifique. Como os comentaba antes, podéis llevarlas a la nevera durante unos 10 minutos para ayudar a que el chocolate blanco solidifique.
Y por último vamos con el baño de chocolate rojo para el copete, para ello derretiremos los candy melts rojos junto con el aceite de coco, debemos remover muy bien para que nos quede muy fluido y homogéneo. Cogemos nuestras setas por el pie y sumergimos el copete en el chocolate rojo, escurrimos el exceso de chocolate, decoramos con las perlas de azúcar y dejamos de lado sobre una bandeja con papel de horno para que el chocolate solidifique.
Y listas para comer!!!!
Eso sí, he de decir que mi cestita de amanitas no duró ni un periquete, se zamparon de 2 a 3 cada uno.... muy venenosas no eran..... jajjajajajaaajaaa




jueves, 24 de marzo de 2022

Brioches Pan Di Stelle

 






Muy buenas!!!
Se acerca el fin de semana y se viene recetón y la culpa de ésta la tiene mi prima Verónica por traerme un bote de crema de Pan Di stelle, y ya os digo que está de muerte. Pan Di Stelle es una marca italiana que comercializa tanto esta crema como unas deliciosas galletas.
Total que dándome un paseo por Instagram vi éstos brioches y aunque he tenido que modificar la receta para que el resultado sea el óptimo, dicen fuentes oficiales que ha valido la pena cada segundo invertido.
El resultado son éstos brioches muy esponjosos y rellenos de una deliciosa crema de Pan Di Stelle. Os aviso que son adictivos y se zampan en un periquete.
La crema la podéis encontrar en tiendas especializadas, amazon...
En fin al lío que vamos con la receta!!!

Ingredientes para unas 12 piezas


* Para la masa

300 g de harina de fuerza
3 g de levadura seca de panadero
50 g de cacao amargo
1 yema de huevo M
50 g de azúcar
30 g de copos de patata ( Preparación puré de patata)
200 g de leche
40 g de agua
70 g de de margarina
1 cucharada de vainilla en pasta
1 pizca de sal

* Para la superficie

70 g de agua + 1 cucharadita de azúcar para pintar los bollos
Estrellas de azúcar para decorar

* Para rellenar

Crema de Pan di Stelle




Elaboración


La elaboración es muy sencilla, para ello templamos la leche y disolvemos la levadura en ella. Dejaremos reposar unos 15 minutos.
Colocamos todos los ingredientes en el bol del robot amasador menos la margarina, le añadimos la mezcla de la leche y la levadura y comenzamos a amasar a velocidad baja. Según veamos que los ingredientes se van integrando subimos la velocidad media y comenzamos a añadir la margarina poco a poco. Amasamos hasta obtener una masa lisa suave y elástica, nada pegajosa al tacto. 
Una vez que está lista la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, tapamos y dejamos que doble su volumen en un lugar alejado de las corrientes de aire. Cuando la masa haya doblado su volumen desgasificamos, dando simplemente un ligero amasado.
Con ayuda de un rodillo estiramos la masa en forma de rectángulo de aproximadamente 1/2 cm de grosor y con ayuda de un cortador de pizza cortamos 12 triángulos y enrollamos hacia la punta, como si fuera un croissant. Llevamos nuestros brioches a una fuente cubierta con papel de horno y dejamos espacio entre ellos ya que una vez que los tengamos todos listos los cubriremos de nuevo con un paño y dejaremos que vuelvan a doblar su volumen.
Cuando hayan doblado su volumen precalentamos el horno a 170ºC y mientras tanto pintamos los brioches con la mezcla de agua y azúcar y los decoramos con las estrellas. 
Llevamos al horno por unos 12-15 minutos, una vez horneados retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen.
Rellenamos una manga pastelera con crema Di Pan Di Stelle y equipada con una boquilla de rellenar, vamos a rellenar nuestros brioches por la parte posterior, simplemente con ayuda de la propia boquilla haremos un agujero por el cuál rellenaremos una pequeña cantidad de crema de Pan Di Stelle.




jueves, 17 de marzo de 2022

Cinnamon Roll Gigante




Ya estoy de vuelta otra semana más y con una receta que sé que os va a gustar, ya que un buen Cinnnamon Roll no le desagrada a nadie, pués bien uno gigante mucho menos no???
Así que me puse manos a la obra y aquí os traigo el resultado y además aprovecho para habar un poco de los levados en frío de las masas, una opción que a mí particularmente me encanta y que me permite planificar muchas de las recetas que hago habitualmente para el blog.
Pero volviendo al Cinnamon Roll Gigante que me he marcado, me encanta el olor que desprende recién horneado, la casa huele..... ni os lo imagináis... ainssss!!!!
Amigos míos animaros con ésta receta que no tiene desperdicio, así que al lío que vamos!!!





Ingredientes


* Para la masa

200 ml de leche tibia
60 g de azúcar
3g de levadura seca
300 g de harina de fuerza
200 de harina de trigo
5 g de sal
1 huevo L
1 cucharadita de extracto de vainilla
120 g de mantequilla en pomada



* Para el relleno

40 g de mantequilla en pomada
2 cucharadas de azúcar moreno
2 -3 cucharadas de canela






Elaboración



En el bol de la batidora colocamos la sal en el fondo, las harinas, el azúcar y la levadura, ponemos en marcha nuestro robot amasador a velocidad baja y comenzamos a añadir la leche, la vainilla y el huevo. Amasamos hasta integrar y finalmente añadimos la mantequilla en pomada cortada en cubitos y amasamos a velocidad media alta hasta obtener una masa lisa y homogénea que se despega de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Llegados a éste punto la boleamos la masa y la pasamos a un bol al que previamente habremos engrasado, tapamos con un paño o film transparente y dejamos que duplique su volumen. Yo en ésta receta hice lo siguiente, deje levar  temperatura ambiente unha hora y luego lo dejé en el frigorífico toda la noche, para que hiciera un levado en frío. Un levado lento que conseguirá acentuará los sabores y conseguiremos una esponjosidad y una conservación óptima que durará varios días.
Si dejáis leudar en el frigorífico toda la noche simplemente se quita de la nevera y se deja una hora a temperatura ambiente  y luego seguimos con el proceso como es habitual.
Desgasificamos la masa  y estiramos con ayuda de un rodillo para hacer un rectángulo de unos 40x50 cm. En un bol preparamos el relleno, para ello mezclamos la mantequilla en pomada junto con la canela y el azúcar y la canela. Extendemos sobre la masa en una fina capa y cortamos unos 8 tiras de unos 5 cm de ancho.
Para formar en Cinnamon Roll Gigante simplemente enrollamos la tira y la colocamos en el centro de un molde de unos 20 cm  forrado con papel de horno. vamos colocando las tiras restantes alrededor del rollo central. Una vez tengamos el Cinnamon Rollo Gigante terminado lo tapamos y lo dejamos leudar de nuevo hasta que doble su volumen.
Una vez esté listo, pre calentamos el horno a 170º C con aire y horneamos durante 35 minutos. Retiramos del horno, desmoldamos y pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.
Decoramos con un glaseado de lo más simple, tan sólo un poco de azúcar glas y unas cucharadas de leche.





viernes, 11 de marzo de 2022

Triángulos de Crema

 



Muy buenas tardes!
Aquí estoy de vuelta con un recetón de esos que me transporta a mi infancia y éstos triángulos de crema tienen ese poder.
Cómo se puede observar son un auténtico pecado, suaves y esponjosos rellenos de crema pastelera y bañados en chocolate, que más se le puede pedir 😂😂😂, salvo hacer la receta doble dado que están de muerte y vuelan rápido.
Cabe destacar, según fuentes oficiales ( los catadores ) están perfectos incluso unos días después.
Así que ya no hay excusa para atreverse con esta delicia, con lo cuál os dejo la receta y ya contaréis que tal.  Ahh!!! Me podéis etiquetar en Instagram, soy @canelaendulce !!!!
Al lío que vamos con la receta!!!!!  






Ingredientes para unos 9 triángulos de crema




* Para la masa


200 g de harina de fuerza
100 g de harina de trigo
160 ml de leche
50 g de mantequilla en pomada
40 g de miel
3 g de levadura seca de panadería
1 yema de huevo para pincelar los triángulos
1 pizca de sal

* Para la crema pastelera


250 ml de leche entera
3 yemas de huevo M
70 g de azúcar
20 g de maicena

* Para la cobertura


250 g de chocolate negro para postres + 1 cucharada de aceite de coco
60 g de chocolate blanco para postres




Elaboración



Lo primero que vamos a hacer es la crema pastelera, para ello simplemente pondremos la leche al fuego menos una pequeña porción en la cuál mezclaremos las yemas, el azúcar y la maicena. Cuando la leche rompa a hervir añadiremos la leche que teníamos reservada con la mezcla, cocinamos a fuego suave sin dejar de remover hasta que veamos que espesa. Retiramos del fuego y pasamos a un bol la crema y le pondremos un film a piel para evitar que haga costra y dejamos que se enfríe para luego rellenar los triángulos.
Ahora vamos con la masa, el fondo del bol del robot amasador colocamos la pizca de sal, las harinas y la levadura seca. Ponemos en marcha el robot amasador a velocidad baja y comenzamos a añadir los ingredientes húmedos: leche y miel. Amasamos hasta integrar, luego subimos a velocidad media - alta y añadimos la mantequilla en pomada que se integrará según vayamos amasando hasta conseguir una masa suave y elástica, apenas pegajosa.
Boleamos la masa y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, tapamos con film transparente y dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Una vez que la masa haya doblado su volumen, la pasamos a una mesa ligeramente enharinada y desgasificamos la masa dándole un ligero amasado. Dividimos la masa en  porciones de aprox. 60 g, boleamos cada porción de nuevo, las tapamos con un paño y dejamos descansar durante 10 minutos, luego damos forma de triángulo a cada porción y llevamos a una bandeja de horno cubierta con un papel de horno previamente. Tapamos de nuevo con un paño de cocina y dejamos que los triángulos doblen su volumen.
Cuando veamos que están listos calentamos el horno a 180ºC, los pintamos con la yema batida y los llevamos al horno durante unos 10 minutos o hasta que se doren ligeramente, dependerá un poco de cada horno. Retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Cuando estén fríos con ayuda de una pajita hacemos un agujero a lo largo del triángulo sin atravesarlo de todo para rellenarlo con la crema pastelera.
Rellenamos una manga con la crema pastelera y una boquilla para rellenar. Rellenamos nuestros triángulos con la crema pastelera y los vamos colocando sobre una rejilla con una bandeja abajo ya que una vez rellenados los vamos a bañar en el chocolate ( pondremos una bandeja abajo de la rejilla para así poder recoger el exceso de chocolate y seguir bañando los triángulos).
Derretimos el chocolate junto con el aceite de coco ( el aceite de coco le aporta fluidez al chocolate lo que nos facilita el baño) y removemos muy bien hasta integrar por completo. Bañamos los triángulos y llevamos unos minutos al frigorífico para que el chocolate se endurezca.
Por último derretimos el chocolate blanco y lo llevamos a una manga pastelera a la cuál o le pondremos una boquilla muy fina o bien simplemente le cortamos la punta a la boquilla y decoramos con el chocolate blanco haciendo una especie de cebreado..... en cuanto el chocolate blanco se endurezca ya nos los podemos zampar!!!!




viernes, 4 de marzo de 2022

Rosquillas de Yogurt


Muy buenas !!!
¿ Alguien quiere una rosquilla?
Aunque Carnaval ha pasado una buena rosquilla siempre apetece, y ya os digo yo que éstas os van a encantar. Primero por que son muy fáciles de hacer, segundo por su aroma a anís y tercero debido a que al día siguiente no están duras como piedras, se aguantan tiernas durante varios días.
Además están hechas con ingredientes que siempre solemos tener a mano por casa,  así que dicho todo ésto manos a obra con la receta!!!



Ingredientes


150 g de aceite de oliva suave
60 g de Anís
2 huevos L
150 g de azúcar
1 yogurt griego de 125 ml
600 g de harina aprox.
1 sobre de levadura química tipo Royal
azúcar para luego rebozar las rosquillas



Elaboración


Lo primero que vamos a hacer es batir los huevos junto con el azúcar, el aceite, el yogurt, el anís y el sobre de levadura.
Luego vamos incorporando la harina poco a poco hasta obtener una masa suave y homogénea, blandita al tacto y apenas pegajosa. Como os comentaba los 600 g de harina son aproximados, ya que dependiendo del tipo de harina os puede hacer falta toda o no.
Nos untamos las manos con un poco de aceite y formamos nuestras rosquilla, para ello hacemos una bolita y le hacemos un agujero en el centro, para que os hagáis una idea,mis rosquillas antes de freír eran del tamaño de un filipino. Las freiremos en abundante aceite a fuego medio, ya que debemos de tener cuidado de que no nos queden hechas por fuera y crudas por dentro.  Por último las escurrimos del aceite, las dejamos sobre un papel absorbente unos minutos y luego rebozamos en azúcar.
Una vez que estén frías yo las he guardado en una lata de galletas y aguantan perfectamente varios días, respecto a la cantidad de rosquillas que salen depende un poco del tamaño. 
Así que dicho todo ésto a disfrutar!!!!







sábado, 26 de febrero de 2022

Donuts flor



 


Muy buenas!!!!
Aquí estamos en Carnaval y éste año nada de rosquillas, orejas, filloas.... nada de nada!!!
Para celebrar Carnaval unos deliciosos Donuts, pero un poco tuneados y que han triunfado, tanto por su sabor como por su vistosidad!!!
Así que si los que tengáis puente en éstos días aprovechar para hacer éste recetón con la que triunfar seguro.
La receta es de lo más sencilla, digamos que lo más complicado va a ser hacer todos esas bolitas para hacer las flores, pero paciencia ya que tendrá su recompensa.
Así que vamos al lío!!!



Ingredientes para unas 14 piezas aprox.


300 g de haruna de fuerza
200 g de harina de trigo todo uso
80 g de mantequilla a temperatura ambiente
35 g de azúcar + un poco más para luego rebozar 
7 g de sal
1 huevo M
260 ml de leche a temperatura ambiente
7g de levadura seca de panadero
1 cucharadita de vainilla en pasta
La corteza de un limón




Elaboración


La elaboración es de lo más sencilla, en el bol del robot amasador colocamos la sal, la mezcla de las dos harinas, el azúcar, la levadura, la vainilla y la corteza de limón.
Ponemos en marcha a velocidad baja el robot amasador e incorporamos la leche y el huevo, amasamos hasta que se integre y por último añadimos la mantequilla. Subimos a velocidad media alta y amasamos hasta obtener una masa lisa, suave y elástica, que se despega de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Una vez lista la boleamos y la llevamos a un bol que previamente habremos engrasado. Tapamos con film transparente y dejamos que doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Cuando haya doblado su volumen amasamos en una encimera ligeramente enharinada para desgasificar la masa.
Pesamos la masa y la dividimos en 14 partes, luego volvemos a pesar cada parte y la volvemos a dividir en 6 partes ( 6 pétalos).
Previamente recortamos unos cuadrados de papel de horno para formar nuestras flores sobre ellos y que luego nos sea más fácil freírlos. Boleamos las 6 bolitas y las disponemos en círculo formando la flor. Una vez que tengamos todas nuestras flores listas las cubrimos con un paño y las dejaremos que vuelvan a doblar su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Cuando estén listas pondremos abundante aceite en una sartén para su fritura, deben de flotar para que sea más fácil el proceso. Debemos freírlas a una temperatura media, unos 180ºC, si tenéis un termómetro para el aceite mejor, no deben tostarse demasiado rápido ya que quedarán crudar por dentro.
Una vez el aceite esté caliente llevamos las flores a él, con el papel de horno incluído, ya que luego se desprende y con ayuda de unas pinzas lo retiramos. Freímos hasta que se doren y retiramos con ayuda de una espumadera y los dejamos sobre un papel absorbente, luego reboramos en un poco de azúcar y listo!!!
Ésta monada volorá en muy poco tiempo, a mí me encantan dado que cada pétalo es una porción!!!




jueves, 24 de febrero de 2022

París - Brest

 




Muy buenas!

Por aquí estoy de vuelta otra vez y con una receta que tenía en mente publicarla ya hace un tiempo, así que voy ya, por que sé que os encantará.
He de decir que la típica París - Brest es una tarta originaria de París. Se compone de una corona de pasta choux parecida a la que se elabora para hacer los profiteroles, partida por la mitad y rellenada de crema de muselina con praliné de avellana.
En mi caso no es una París - Brest original, si no más bien una adaptación ya que yo los rellené con la muselina sin cortarlos a la mitad y para rematarla la bañé con un glaseado de chocolate crocante.
Dicho todo ésto vamos con la receta!!!



Ingredientes


· Para la Masa Choux

135 g de agua
135 g de leche entera
110 g de mantequilla
5 g de sal
5 g de azúcar
165 g de harina de trigo todo uso
235 g de huevo





· Para la Mousseline

250 g de leche
60 g de yemas
60 g de azúcar
30 g de maicena
100 g de mantequilla
60 g de crema avellanas tipo Nutella





· Para el Glaseado de Almendras

75 g de almendra crocante
24o g de chocolate con leche para postres
1 cucharada de aceite de coco



Elaboración


Lo primero que haremos será la mousseline, lo ideal es hacerla el día anterior.
La mousseline es un especie de crema pastelera. Para ello en un bol mezclamos el azúcar, las yemas y la maicena.
Hervimos la leche y la vertemos sobre la mezcla anterior, luego la volvemos a llevar al fuego removiendo constantemente asta que espese, llevamos a un bol y tapamos con film a contacto. Dejaremos enfriar hasta el momento de rellenar nuestros Paris - Brest.
En el momento de rellenarlos batimos la crema pastelera bien fría y le añadimos la mantequilla en pomada y por último la crema de avellanas. Debemos batir hasta conseguir una crema homogénea. 
Después tan sólo debemos rellenar una manga pastelera con una boquilla de pico y rellenamos .
Ahora vamos con la pasta choux, para ello hervimos el agua, la leche, la mantequilla, la sal y el azúcar.
Retiramos del fuego y añadimos la harina de golpe , volvemos al fuego y removemos enérgicamente mientras se cuece. Debemos cocerla hasta que se despegue de las parades de la olla.
Apartamos del fuego, agregar los huevos, uno a uno, mezclando bien entre cada uno, hasta obtener una masa homogénea.
Llevamos la masa a una manga pastelera y formamos unos aros, dependiendo del tamaño os saldrán más o menos Paris - Brest.
Horneamos por 20 minutos en un horno precalentado a 180ºC, con ventilador.  Debemos dejarlos hasta que estén ligeramente dorados y la masa se haya secado bien.
Retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo para luego rellenarlos con la mousseline.
Una vez que están rellenos los colocamos sobre una rejilla con una fuente debajo para bañarlos.
Para el glaseado crocante simplemente derretimos el chocolate junto con el aceite de coco y le añadimos la almendra crocante, mezclamos muy bien para conseguir una mezcla homogénea. Llegados a éste punto yo paso el glaseado a una jarrita y comienzo a bañarlos, recojo el exceso de glaseado de la bandeja y continúo bañando los Paris- Brest.
Los dejo sobre la rejilla para que el chocolate se solidifique y cómo podéis ver los decoré con una rosas secas que tenía.
Y listos para zampar!!!!





viernes, 18 de febrero de 2022

Panecillos caseros para desayuno

 




Pués vuelvo con una propuesta de lo más original para vuestros desayuno o meriendas. 
Ya os adelanto que una vez que los probéis os van a encantar, suelo hacer muchos tipos de pan diferentes, pero he de decir que éstos me han encantado, y es que el toque que la salsa al regarlos antes de hornear es espectacular, me encanta la jugosidad que le aporta a los panecillos y el sabor es lo más.
Os advierto, son súper esponjosos, sabrosos y adictivos y además si los guardas en un recipiente hermético se conservan en perfecto estado durante varios días.
Así que os dejo la receta!!!



 Ingredientes

* Para la masa

600 g de harina de fuerza
130 ml de leche entera templada
130 ml de agua templada
1 cucharadita de azúcar
7 g de levadura seca
8 g de sal
80 ml de aceite de oliva
1 huevo L

* Para la salsa

2 huevos M
1 yogurt natural griego
30 ml de aceite de oliva
1/2 cucharadita de sal



Elaboración


En el bol del robot amasador colocamos la pizca de sal, la harina, el azúcar, la levadura, la leche y el agua. Ponemos en marcha el robot amasador a velocidad media y continuamos añadiendo el huevo y por último cuando los ingredientes anteriores se hayan integrado añadimos el aceite. Amasamos asta obtener una masa lisa.
Una vez lo hayamos conseguido la boleamos y la pasamos a un recipiente amplio que previamente habremos engrasado, tapamos con film transparente y dejamos que doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Cuando haya doblado su volumen, desgasificamos dándole un ligero amasado. Dividimos en 12 porciones iguales. Boleamos cada parte  y la llevamos a un molde rectangular que previamente habremos forrado con papel de hornear, yo he utilizado un molde de 32x22 cm. debemos colocarlas con un ligero espacio entre ellas ya que deben volver a doblar su volumen antes del horneado.
Ponemos a precalentar el horno a 180ºc y mientras tanto preparamos la salsa. Para ello disponemos todos los ingredientes e un bol y los batimos hasta que hayan integrado. Vertemos la salsa sobre los panecillos procurando cubrirlos todos, ojo debemos bañarlos con la crema en ningún momento deben quedar sumergidos. Dejamos reposar unos 10 minutos.




Llevamos al horno aproximadamente unos 30-35 minutos, o hasta que nuestros panecillos se doren.
Retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.






sábado, 5 de febrero de 2022

Galletas de mantequilla y manzana

 



Muy buenas!!!
Ya es fin de semana y toca receta, lo sé, debería haberla publicado el viernes, pero ésta semana la vida no me da para todo. He llegado al fin de semana agotada y he retrasado todo para el último momento, pero ya está solucionado.
Hoy os traigo unas deliciosas galletas de mantequilla y manzana súper fáciles de hacer y con un resultado de lo más resultón. Ideales incluso para hacer con los peques de la casa, que se lo pasarán pipa ayudando con la receta.
El resultado son unas galletas crujientes por fuera y con un toque húmedo que se lo aporta la manzana, se conservan súper bien en un recipiente cerrado. He de decir que las mías al cuarto día seguían perfectas, más no sé por que fue lo que duraron 😂😂😂.
Así que vamos al lío con la receta!!!



Ingredientes


1 huevo M
100 g de mantequilla en pomada
50 ml de aceite de girasol
50 g de azúcar blanquilla
50 g de azúcar moreno
1 sobre de azúcar vainillado
1 manzana Royal Gala grandota
350 g de harina todo uso, puede que incluso os haga falta un poco más
5 g de de Levadura tipo Royal



Elaboración


En un amplio bol colocamos la mantequilla en pomada, la mezcla de azúcares, el huevo y el aceite y con ayuda de una varilla batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Agregamos 300 g de harina junto con la levadura e integramos ayudándonos de una espátula o bien con las manos.
Pelamos la manzana, la rallamos y la incorporamos a la masa anterior.
Por último añadimos los 50 g de harina restante y mezclamos. Llegados a éste punto si la masa nos pide más harina iremos añadiendo un poquito más de harina, hasta que no se nos peque a las manos y obtengamos una masa blanda suave.
Precalentamos el horno a 200ºC con ventilador.
Cogemos porciones de unos 30g de masa , las boleamos y le damos forma ovalada, pasamos por azúcar y las llevamos a una bandeja de horno a la que previamente le habremos colocado un papel de hornear.
Una vez las tengamos listas las horneamos 20 minutos, luego las retiramos del horno y las pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo para luego guardarlas en un recipiente hermético.
Y lista para zampar!!!



viernes, 28 de enero de 2022

Bagels

 



Y que tal si hacemos unos bagels para el fin de semana???Yo de vosotros me animaría con la receta, ya que éstos panecillos son una auténtica delicia y se pueden comer tal cual o rellenos. Digamos que la combinación más popular es la de queso crema y salmón ahumado, pero bien sabéis que las posibilidades son infinitas.
La peculiaridad del bagel es que en su elaboración, se escalda unos segundos antes de llevarlos al horno. Lo cuál le proporciona una mayor densidad a la miga y un exterior crujiente.
Así que animaros con la receta. Allá que vamos!!!



Ingredientes

º Para la masa

150 g de harina de fuerza
300 g de harina de trigo
125 ml de agua tibia
125 g de leche tibia
3 g de levadura seca de panadería
8 g de sal
5g de azúcar
1 clara de huevo
30 g de mantequilla derretida

º Para el acabado

Semillas de sésamo o al gusto ( sésamo negro y tostado, amapola y chía)
yema de huevo
leche



Elaboración


Comenzamos colocando en el bol del robot amasador la sal, el azúcar, la mantequilla, la harina, la levadura, la clara de huevo, le leche y el agua. Amasamos a velocidad media unos minutos hasta obtener una masa lisa y brillante.
Engrasamos un recipiente amplio con una pizca de aceite de girasol y llevamos la masa a el, cubrimos y dejamos que la masa repose hasta que doble su volumen.
Desgasificamos la masa dándole un ligero amasado, dividimos en ocho porciones iguales. Boleamos cada porción y le damos forma a los bagels. Debemos formar el agujero del centro, asegurándonos de que sea grande, ya que si no durante el horneado se cerrará.
Dejamos levar de nuevo unos diez minutos. Mientras tanto llenamos una olla amplia con abundante agua y la ponemos a hervir. Escaldamos cada bagel en el agua hirviendo durante diez segundos, justo lo que se tarda en dejarlo caer, voltearlo y retirar del agua.
Colocamos los bagels sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y pincelamos con una mezcla de yema de huevo batida y un poco de leche.
Espolvoreamos con las semillas y horneamos en horno precalentado a 190ºC con calor arriba y abajo, con ventilador, durante unos 22 minutos o hasta que estén ligeramente dorados. 
Retiramos del horno, pasamos a rejilla para que se enfríen por completo y luego ya podemos consumir.


viernes, 21 de enero de 2022

Chesecake de Turrón de Jijona



Muy buenas!
Ya estamos a fin de semana y como no toca receta. Como os prometí estoy dedicando el mes de enero a reciclar un poco esos excedentes de la Navidad. Supongo que a vosotros también os pasa como a mí que siempre se os queda alguna tableta de turrón por ahí, y las de turrón blando son ideales para hacer una deliciosa cheesecake como la que os traigo en ésta receta.
Además en ésta ocasión he utilizado el procesador de alimentos para hacer la receta por completo por lo cuál, no manchamos un montón de trastos en la cocina.
Así que no os entretengo más y voy con la receta.



Ingredientes para un molde de 15 cm.


º Para la base

100 g de galletas tipo digestive
20 g de mantequilla derretida

º Para la cheesecake

250 g de queso mascarpone
200 g de nata líquida 35% M.G.
1 huevo M + 1 yema
200 g de turrón blando Jijona
30 g de miel
1 cucharada de pasta de vainilla



Elaboración


Lo primero que haremos será preparar la base de la tarta, para ello en el procesador de alimentos trituramos las galletas y después le añadimos la mantequilla derretida, volvemos a mezclar y luego vertemos en el fondo del molde, alisamos y luego llevamos a la nevera para que se endurezca.
Mientras tanto precalentamos el horno a 160ºC, con calor arriba y abajo, con el ventilador encendido.
En el procesador de alimentos colocamos el turrón blando y lo trituramos, luego añadimos el resto de ingredientes : el queso , la nata, el huevo, la miel y la vainilla. Volvemos a batir todo y vertemos en el molde que ya tenemos con la base preparada. 
Llevamos al horno durante 35 minutos, luego lo apagamos y lo dejamos 10 minutos más. Una vez pasado éste tiempo dejamos atemperar y metemos en la nevera mínimo 6 horas.
No debe preocuparos que al terminar el horneado, si al mover la tarta ésta está como blanda por el centro, una vez que la llevemos a la nevera se volverá cremosa y estará lista!!!
Ahhh!!! Se me olvidaba, para decorarla he derretido 150 g de chocolate con leche y se lo puesto por encima y he decorado con almendra crocante!







viernes, 14 de enero de 2022

Bizcocho de Fruta Confitada




Hola a tod@s!
Después de unos días de descanso tras las fiestas estoy de vuelta, y ya os anticipo que os espera un mes de enero con recetas de aprovechamiento  de las navidades.
Así que para empezar os dejo este bizcocho de fruta confitada ya que después de tanto roscón algunas nos habrán sobrado, así que ha llegado el momento de reaprobecharlas.
La receta es muy sencilla y sin grandes florituras pero el resultado es una delicia y con un simple glaseado y un poco de fruta confitada para decorar tendremos un bizcocho espectacular visualmente. 
Así que al lío que vamos!!!!




Ingredientes


120 ml de aceite de girasol
150 g de azúcar
3 huevos
200 g de harina
100 g de maicena
1/2 cucharadita de sal
15 g de levadura tipo Royal
3 cucharadas de ron
200 g de fruta confitada picada

Para el glaseado

200 g de azúcar glas
2 cucharadas de zumo de naranja
1 cucharada de Cointreau
Fruta confitada + naranja cortada en rodajas finas para decorar




Elaboración


Precalentamos el horno a 180°.
Forramos con papel de horno un molde rectangular de unos 24 cm y reservanos.
En un bol amplio mezclamos el aceite junto con el azúcar.  Añadimos lod huevos de uno en uno y mezclamos hasta que se incorporen por completo.
En un bol aparte tamizamos la harina, la maicena, la sal y la levadura. Luego incorporamos la mezcla de harina a la mezcla de los huevos, batimos lo justo hasta que se integre. Incorporamos el ron y por último la mezcla de frutas confitadas picadas.
Vertemos la masa en el molde hasta llenarlo 3/4 de su capacidad y horneamos durante unos 60 minutos o hasta que al pincharlo con un palito de madera, éste salga limpio. En todo caso si vemos que se nos dora demasiado es los últimos 10 minutos lo cubriremos con un papel de aluminio.
Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando esté templado podemos desmoldarlo, retirar el papel y lo dejamos enfriar por completo.
Mientras tanto preparamos el glaseado, para ello en un bol mezclamos el azúcar glas con el zumo y el Cointreau. Vertemos sobre el bizcocho una vez frío y decoramos con las rodajas de naranja y con alguna de las frutas confitadas.
Y listo para disfrutar!!!


miércoles, 5 de enero de 2022

Roscón Red Velvet






Muy buenas!!!
Ya estamos casi Reyes y yo aún no he subido mi roscón de éste año, que digamos que fue un amor a primera vista. Este año os traigo una propuesta muy diferente pero que sé que os va encantar, tanto por su espectacularidad, como por su esponjosidad y su sabor.
La receta es de Alma Cupcakes, me encantan sus recetas y he de decir que son perfectas y cumplen siempre lo prometido, con lo cuál cuando vi este roscón no dudé en hacerlo y el resultado ha sido espectacular.
Así que si te gusta la tarta Red Velvet éste es tu roscón. así que allá vamos con la receta!



Ingredientes


450 gr de harina de fuerza
1 cucharada de cacao puro
160 ml de leche
1 cucharadita de limón
2 huevos
7g de levadura seca o 21 de levadura fresca
60 g de mantequilla
90 g de azúcar
5 g de sal
3 cucharaditas de extracto de vainilla o vainilla en pasta
Colorante red extra


Elaboración


Mezclamos la leche con el zumo de limón, dejamos reposar. Reservamos. En el bol de la amasadora colocamos la harina mezclada con el azúcar, la sal, el cacao y la levadura.
Ponemos el robot amasador en marcha a velocidad media  e incorporamos la leche y los dos huevos batidos.
Añadimos el colorante rojo y la vainilla.
Amasamos hasta obtener una masa elástica y homogénea.
Finalmente cuando la masa está bastante lisa, incorporamos la mantequilla, en trocitos, a temperatura ambiente. Seguimos amasando hasta que se integre por completo.
Colocamos la masa en un que previamente habremos engrasado y lo cubrimos con film transparente para evitar que se forme una costra en la superficie. Dejamos reposar en un lugar cálido y alejado de corriente hasta que doble su volumen.
Sacamos del bol, y sobre una superficie ligeramente enharinada desgasificamos la masa y le damos forma de bola. Debemos tener mucho cuidado de no añadir demasiada harina en éste punto, ya que manchará el roscón. Alma dice que también se puede amasar sobre cacao en polvo.
Hacemos el agujero y formamos el roscón sobre una bandeja cubierta previamente con papel de horno. Es muy importante hacer un buen agujero, con mucho espacio, para que cuando crezca el roscón no se nos cierre.
Volvemos a dejar que doble su volumen tapado y alejado de corrientes de aire en un lugar cálido.
Una vez éste listo lo llevamos 20 minutos al horno que habremos precalentado a 190º.
Retiramos y dejamos que se enfríe por completo sobre una rejilla antes de rellenarlo.


Para la crema de queso


125 g de mantequilla a temperatura ambiente
300 g de icing sugar
200 g de queso tipo Philadelphia


Tamizamos el icing sugar. A continuación, lo batimos con la mantequilla a velocidad máxima hasta que se integre.
Una vez la mezcla es blanca y esponjosa, añadimos el queso, que ha de estar frío, y batimos, primero a velocidad baja y luego aumentando la velocidad hasta que la mezcla sea cremosa y homogénea.
Cuanto más batamos, ,mayor consistencia tendrá la crema.
Cortamos a la mitad nuestro roscón una vez esté frío. Colocamos una boquilla rizada en una manga pastelera y la rellenamos con la crema de queso, rellenamos nuestro roscón y lo cerramos.
Ahora sólo nos queda el glaseado


Glaseado



300 g de icing sugar
1 chorrito de nata líquida


Es tan simple como mezclar el icing sugar con un chorrito de nata líquida, hasta obtener una textura como de yogur griego. Vertemos inmediatamente sobre el roscón.
Y listo para zampar!