jueves, 31 de marzo de 2022

Mushroom Cookies



Muy buenas!!!!
Ya estamos a las puertas del fin de semana y yo vengo con una receta de lo más molona!!!
En esta ocasión os traigo una versión de unos de los postres más populares de Lituania, allí los llaman Sausainiai Grybukai ( Galletas de Champiñones), reciben este nombre por su parecido con las setas del bosque.
Se caracterizan por tener una base o tallo blanco y una parte superior o sombrero de color marrón oscuro, que se asemeja  a los colores de un hongo.
Cabe destacar que en Lituania tienen unos moldes de hierro para elaborar dichas galletas, pero también hay adaptaciones para elaborarlas a mano.
Aunque como ya habréis observado yo he decidido darle un toque de lo más divertido y original y demostrar que lo prohibido está de muerte!!!!
Os espera un escándalo de galletas con un suave toque a vainilla... ainssss.... vamos con la receta no me enrollo más.




Ingredientes


*  Para los tallos de los champiñones

220 g de harina de trigo todo uso
80 g de almendra molida
60 g de azúcar glas
80 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo M
1 cucharadita de levadura e polvo, tipo Royal
1 cucharadita de vainilla en pasta

* Para los copetes de los champiñones

400 g de harina de trigo todo uso
75 g de azúcar glas
1 huevo M
1 yema
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de levadura en polvo, tipo Royal
1 cucharadita de vainilla en pasta


* Para decorar

200 g de candy melts rojo + 2 cucharadas de aceite de coco
80 g de chocolate blanco + 1 cucharada de aceite de coco
15 g de semillas de amapola
40 g de azúcar perlado



Elaboración



Lo primero que haremos será la masa de los tallos de las setas, para ello mezclaremos la mantequilla en pomada junto con el azúcar y el huevo hasta conseguir una crema. En un bol aparte tamizaremos la harina, el polvo de hornear y la almendra molida. Luego incorporamos a la mezcla anterior, amasamos  hasta formar una masa grumosa y después amasamos hasta  formar una bola. Envolvemos en film transparente y llevamos al frigorífico al menos una hora para que repose.
Continuamos con la masa de los copetes de las setas, simplemente mezclamos la mantequilla con el huevo, la yema y el azúcar hasta que quede esponjoso. Incorporamos la harina tamizada junto con el polvo de hornear. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea y formamos una bola, envolvemos en film transparente y llevamos al frigorífico durante al menos una hora para que la masa repose.
Una vez la masa haya reposado, calentamos el horno a 180ºC.
Retiramos la masa de los tallos del frigorífico y damos forma a los tallos. Yo simplemente fui partiendo pequeños trozos de masa y dándole forma de cilindro,los hice todos más o menos del mismo tamaño para poder hornearlos todos juntos. Según los vayamos haciendo los vamos colocando sobre una bandeja con papel de horno en la base. LLevamos al horno por unos 12 minutos o hasta que veamos que están ligeramente dorados, el tiempo de horneado dependerá un poco del tamaño de vuestros tallos.
Retiramos de horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Ahora toca hornear los copetes de las setas, para ello retiramos la masa de la nevera y tomamos una porción en la mano, boleamos y aplanamos ligeramente y llevamos a la bandeja de hornear forrada con papel de hornear. Una vez los tengamos listos los horneamos unos 12 minutos, aunque como os digo dependerá del tamaño de vuestros copetes, en todo caso asta que estén ligeramente dorados. Retiramos del horno y dejamos que se enfríen por completo.
Ahora vamos con el montaje de nuestras setas, par ello lo primero que haremos será con ayuda de un cuchillo vamos a hacer una pequeña incisión en la parte plana de los copetes de las setas para después pegar los tallos.
Para pegar los tallos a los copetes derretimos el chocolate blanco y sumergimos el extremo de cada tallo y lo pegamos a un copete, los vamos dejando boca abajo para que solidífiquen. Si queremos acelerar el proceso llevamos unos 10 minutos al frigorífico.
Vamos a bañar los tallos de las setas, para ello al chocolate blanco derretido le añadimos el aceite de coco para que el chocolate nos sea más fluido, pasamos el chocolate a un vaso  más o menos del alto del tallo para así poder facilitar el sumergido de cada seta. La cogemos por el copete, sumergimos el tallo, dejamos escurrir el exceso de chocolate blanco y luego espolvoreamos unas semillas de amapola. Dejaremos sobre una bandeja con papel de horno para que el chocolate blanco solidifique. Como os comentaba antes, podéis llevarlas a la nevera durante unos 10 minutos para ayudar a que el chocolate blanco solidifique.
Y por último vamos con el baño de chocolate rojo para el copete, para ello derretiremos los candy melts rojos junto con el aceite de coco, debemos remover muy bien para que nos quede muy fluido y homogéneo. Cogemos nuestras setas por el pie y sumergimos el copete en el chocolate rojo, escurrimos el exceso de chocolate, decoramos con las perlas de azúcar y dejamos de lado sobre una bandeja con papel de horno para que el chocolate solidifique.
Y listas para comer!!!!
Eso sí, he de decir que mi cestita de amanitas no duró ni un periquete, se zamparon de 2 a 3 cada uno.... muy venenosas no eran..... jajjajajajaaajaaa




jueves, 24 de marzo de 2022

Brioches Pan Di Stelle

 






Muy buenas!!!
Se acerca el fin de semana y se viene recetón y la culpa de ésta la tiene mi prima Verónica por traerme un bote de crema de Pan Di stelle, y ya os digo que está de muerte. Pan Di Stelle es una marca italiana que comercializa tanto esta crema como unas deliciosas galletas.
Total que dándome un paseo por Instagram vi éstos brioches y aunque he tenido que modificar la receta para que el resultado sea el óptimo, dicen fuentes oficiales que ha valido la pena cada segundo invertido.
El resultado son éstos brioches muy esponjosos y rellenos de una deliciosa crema de Pan Di Stelle. Os aviso que son adictivos y se zampan en un periquete.
La crema la podéis encontrar en tiendas especializadas, amazon...
En fin al lío que vamos con la receta!!!

Ingredientes para unas 12 piezas


* Para la masa

300 g de harina de fuerza
3 g de levadura seca de panadero
50 g de cacao amargo
1 yema de huevo M
50 g de azúcar
30 g de copos de patata ( Preparación puré de patata)
200 g de leche
40 g de agua
70 g de de margarina
1 cucharada de vainilla en pasta
1 pizca de sal

* Para la superficie

70 g de agua + 1 cucharadita de azúcar para pintar los bollos
Estrellas de azúcar para decorar

* Para rellenar

Crema de Pan di Stelle




Elaboración


La elaboración es muy sencilla, para ello templamos la leche y disolvemos la levadura en ella. Dejaremos reposar unos 15 minutos.
Colocamos todos los ingredientes en el bol del robot amasador menos la margarina, le añadimos la mezcla de la leche y la levadura y comenzamos a amasar a velocidad baja. Según veamos que los ingredientes se van integrando subimos la velocidad media y comenzamos a añadir la margarina poco a poco. Amasamos hasta obtener una masa lisa suave y elástica, nada pegajosa al tacto. 
Una vez que está lista la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, tapamos y dejamos que doble su volumen en un lugar alejado de las corrientes de aire. Cuando la masa haya doblado su volumen desgasificamos, dando simplemente un ligero amasado.
Con ayuda de un rodillo estiramos la masa en forma de rectángulo de aproximadamente 1/2 cm de grosor y con ayuda de un cortador de pizza cortamos 12 triángulos y enrollamos hacia la punta, como si fuera un croissant. Llevamos nuestros brioches a una fuente cubierta con papel de horno y dejamos espacio entre ellos ya que una vez que los tengamos todos listos los cubriremos de nuevo con un paño y dejaremos que vuelvan a doblar su volumen.
Cuando hayan doblado su volumen precalentamos el horno a 170ºC y mientras tanto pintamos los brioches con la mezcla de agua y azúcar y los decoramos con las estrellas. 
Llevamos al horno por unos 12-15 minutos, una vez horneados retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen.
Rellenamos una manga pastelera con crema Di Pan Di Stelle y equipada con una boquilla de rellenar, vamos a rellenar nuestros brioches por la parte posterior, simplemente con ayuda de la propia boquilla haremos un agujero por el cuál rellenaremos una pequeña cantidad de crema de Pan Di Stelle.




jueves, 17 de marzo de 2022

Cinnamon Roll Gigante




Ya estoy de vuelta otra semana más y con una receta que sé que os va a gustar, ya que un buen Cinnnamon Roll no le desagrada a nadie, pués bien uno gigante mucho menos no???
Así que me puse manos a la obra y aquí os traigo el resultado y además aprovecho para habar un poco de los levados en frío de las masas, una opción que a mí particularmente me encanta y que me permite planificar muchas de las recetas que hago habitualmente para el blog.
Pero volviendo al Cinnamon Roll Gigante que me he marcado, me encanta el olor que desprende recién horneado, la casa huele..... ni os lo imagináis... ainssss!!!!
Amigos míos animaros con ésta receta que no tiene desperdicio, así que al lío que vamos!!!





Ingredientes


* Para la masa

200 ml de leche tibia
60 g de azúcar
3g de levadura seca
300 g de harina de fuerza
200 de harina de trigo
5 g de sal
1 huevo L
1 cucharadita de extracto de vainilla
120 g de mantequilla en pomada



* Para el relleno

40 g de mantequilla en pomada
2 cucharadas de azúcar moreno
2 -3 cucharadas de canela






Elaboración



En el bol de la batidora colocamos la sal en el fondo, las harinas, el azúcar y la levadura, ponemos en marcha nuestro robot amasador a velocidad baja y comenzamos a añadir la leche, la vainilla y el huevo. Amasamos hasta integrar y finalmente añadimos la mantequilla en pomada cortada en cubitos y amasamos a velocidad media alta hasta obtener una masa lisa y homogénea que se despega de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Llegados a éste punto la boleamos la masa y la pasamos a un bol al que previamente habremos engrasado, tapamos con un paño o film transparente y dejamos que duplique su volumen. Yo en ésta receta hice lo siguiente, deje levar  temperatura ambiente unha hora y luego lo dejé en el frigorífico toda la noche, para que hiciera un levado en frío. Un levado lento que conseguirá acentuará los sabores y conseguiremos una esponjosidad y una conservación óptima que durará varios días.
Si dejáis leudar en el frigorífico toda la noche simplemente se quita de la nevera y se deja una hora a temperatura ambiente  y luego seguimos con el proceso como es habitual.
Desgasificamos la masa  y estiramos con ayuda de un rodillo para hacer un rectángulo de unos 40x50 cm. En un bol preparamos el relleno, para ello mezclamos la mantequilla en pomada junto con la canela y el azúcar y la canela. Extendemos sobre la masa en una fina capa y cortamos unos 8 tiras de unos 5 cm de ancho.
Para formar en Cinnamon Roll Gigante simplemente enrollamos la tira y la colocamos en el centro de un molde de unos 20 cm  forrado con papel de horno. vamos colocando las tiras restantes alrededor del rollo central. Una vez tengamos el Cinnamon Rollo Gigante terminado lo tapamos y lo dejamos leudar de nuevo hasta que doble su volumen.
Una vez esté listo, pre calentamos el horno a 170º C con aire y horneamos durante 35 minutos. Retiramos del horno, desmoldamos y pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.
Decoramos con un glaseado de lo más simple, tan sólo un poco de azúcar glas y unas cucharadas de leche.





viernes, 11 de marzo de 2022

Triángulos de Crema

 



Muy buenas tardes!
Aquí estoy de vuelta con un recetón de esos que me transporta a mi infancia y éstos triángulos de crema tienen ese poder.
Cómo se puede observar son un auténtico pecado, suaves y esponjosos rellenos de crema pastelera y bañados en chocolate, que más se le puede pedir 😂😂😂, salvo hacer la receta doble dado que están de muerte y vuelan rápido.
Cabe destacar, según fuentes oficiales ( los catadores ) están perfectos incluso unos días después.
Así que ya no hay excusa para atreverse con esta delicia, con lo cuál os dejo la receta y ya contaréis que tal.  Ahh!!! Me podéis etiquetar en Instagram, soy @canelaendulce !!!!
Al lío que vamos con la receta!!!!!  






Ingredientes para unos 9 triángulos de crema




* Para la masa


200 g de harina de fuerza
100 g de harina de trigo
160 ml de leche
50 g de mantequilla en pomada
40 g de miel
3 g de levadura seca de panadería
1 yema de huevo para pincelar los triángulos
1 pizca de sal

* Para la crema pastelera


250 ml de leche entera
3 yemas de huevo M
70 g de azúcar
20 g de maicena

* Para la cobertura


250 g de chocolate negro para postres + 1 cucharada de aceite de coco
60 g de chocolate blanco para postres




Elaboración



Lo primero que vamos a hacer es la crema pastelera, para ello simplemente pondremos la leche al fuego menos una pequeña porción en la cuál mezclaremos las yemas, el azúcar y la maicena. Cuando la leche rompa a hervir añadiremos la leche que teníamos reservada con la mezcla, cocinamos a fuego suave sin dejar de remover hasta que veamos que espesa. Retiramos del fuego y pasamos a un bol la crema y le pondremos un film a piel para evitar que haga costra y dejamos que se enfríe para luego rellenar los triángulos.
Ahora vamos con la masa, el fondo del bol del robot amasador colocamos la pizca de sal, las harinas y la levadura seca. Ponemos en marcha el robot amasador a velocidad baja y comenzamos a añadir los ingredientes húmedos: leche y miel. Amasamos hasta integrar, luego subimos a velocidad media - alta y añadimos la mantequilla en pomada que se integrará según vayamos amasando hasta conseguir una masa suave y elástica, apenas pegajosa.
Boleamos la masa y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, tapamos con film transparente y dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Una vez que la masa haya doblado su volumen, la pasamos a una mesa ligeramente enharinada y desgasificamos la masa dándole un ligero amasado. Dividimos la masa en  porciones de aprox. 60 g, boleamos cada porción de nuevo, las tapamos con un paño y dejamos descansar durante 10 minutos, luego damos forma de triángulo a cada porción y llevamos a una bandeja de horno cubierta con un papel de horno previamente. Tapamos de nuevo con un paño de cocina y dejamos que los triángulos doblen su volumen.
Cuando veamos que están listos calentamos el horno a 180ºC, los pintamos con la yema batida y los llevamos al horno durante unos 10 minutos o hasta que se doren ligeramente, dependerá un poco de cada horno. Retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Cuando estén fríos con ayuda de una pajita hacemos un agujero a lo largo del triángulo sin atravesarlo de todo para rellenarlo con la crema pastelera.
Rellenamos una manga con la crema pastelera y una boquilla para rellenar. Rellenamos nuestros triángulos con la crema pastelera y los vamos colocando sobre una rejilla con una bandeja abajo ya que una vez rellenados los vamos a bañar en el chocolate ( pondremos una bandeja abajo de la rejilla para así poder recoger el exceso de chocolate y seguir bañando los triángulos).
Derretimos el chocolate junto con el aceite de coco ( el aceite de coco le aporta fluidez al chocolate lo que nos facilita el baño) y removemos muy bien hasta integrar por completo. Bañamos los triángulos y llevamos unos minutos al frigorífico para que el chocolate se endurezca.
Por último derretimos el chocolate blanco y lo llevamos a una manga pastelera a la cuál o le pondremos una boquilla muy fina o bien simplemente le cortamos la punta a la boquilla y decoramos con el chocolate blanco haciendo una especie de cebreado..... en cuanto el chocolate blanco se endurezca ya nos los podemos zampar!!!!




viernes, 4 de marzo de 2022

Rosquillas de Yogurt


Muy buenas !!!
¿ Alguien quiere una rosquilla?
Aunque Carnaval ha pasado una buena rosquilla siempre apetece, y ya os digo yo que éstas os van a encantar. Primero por que son muy fáciles de hacer, segundo por su aroma a anís y tercero debido a que al día siguiente no están duras como piedras, se aguantan tiernas durante varios días.
Además están hechas con ingredientes que siempre solemos tener a mano por casa,  así que dicho todo ésto manos a obra con la receta!!!



Ingredientes


150 g de aceite de oliva suave
60 g de Anís
2 huevos L
150 g de azúcar
1 yogurt griego de 125 ml
600 g de harina aprox.
1 sobre de levadura química tipo Royal
azúcar para luego rebozar las rosquillas



Elaboración


Lo primero que vamos a hacer es batir los huevos junto con el azúcar, el aceite, el yogurt, el anís y el sobre de levadura.
Luego vamos incorporando la harina poco a poco hasta obtener una masa suave y homogénea, blandita al tacto y apenas pegajosa. Como os comentaba los 600 g de harina son aproximados, ya que dependiendo del tipo de harina os puede hacer falta toda o no.
Nos untamos las manos con un poco de aceite y formamos nuestras rosquilla, para ello hacemos una bolita y le hacemos un agujero en el centro, para que os hagáis una idea,mis rosquillas antes de freír eran del tamaño de un filipino. Las freiremos en abundante aceite a fuego medio, ya que debemos de tener cuidado de que no nos queden hechas por fuera y crudas por dentro.  Por último las escurrimos del aceite, las dejamos sobre un papel absorbente unos minutos y luego rebozamos en azúcar.
Una vez que estén frías yo las he guardado en una lata de galletas y aguantan perfectamente varios días, respecto a la cantidad de rosquillas que salen depende un poco del tamaño. 
Así que dicho todo ésto a disfrutar!!!!