sábado, 25 de diciembre de 2021

Turrón Crema kinder



Y por último un turrón de crema Kinder!!!
Ya lo sé me vais a matar por subir ésta receta con tan poca antelación.... pero pensad que aún queda fin de año, así que no desesperéis.
Yo me decidí hacer mini lingotes de turrón y la verdad es que quedan muy originales, aunque también se puede hacer en tableta. Cabe destacar que me encantan los turrones con un interior fundente, me chiflan.
Además éste cuenta con el suave sabor a crema Kinder y os prometo que está de escándalo!


Ingredientes


  • Para la cobertura de chocolate
350 g de chocolate negro para postres
30 g de aceite de coco
  • Para la crema Kinder
180 g de crema Kinder de Azucrem
150 g de nata para montar 35% M.G:
200 g de chocolate blanco para postres
20 g de azúcar glas
30 g de aceite de coco


Elaboración



Lo primero que haremos será fundir el chocolate junto con el aceite de coco. Bañamos el fondo y los laterales de nuestros moldes con una fina capa de chocolate, nos va a sobrar chocolate, pero lo necesitaremos para luego sellar nuestros mini turrones.
Llevamos a la nevera nuestros moldes para que el chocolate se solidifique.
Ahora vamos con el relleno de crema Kinder, para ello calentamos la nata, el aceite de coco y el azúcar glas en un cazo, cuando esté a punto de hervir vertemos sobre el chocolate blanco en trozos. Removemos muy bien asta que el chocolate se disuelva y añadimos la crema Kinder, continuamos removiendo hasta que se integre y se cree una mezcla cremosa. 
Debemos dejar que se atempere antes de rellenar nuestros moldes de turrón. Después llevamos a la nevera para que se enfríen por completo antes de terminar de cubrir con el chocolate restante para sellas las mini tabletas de turrón. Volveremos a dejar que se enfríen por completo antes de desmoldar y poder consumir.


viernes, 24 de diciembre de 2021

Turrón de Chocolate Crujiente





Muy buenas!!!
Es Nochebuena y yo a toda caña editando y retocando fotos! La verdad es que siempre me pilla el toro, soy un poco desastre, pero bueno que le vamos a hacer. Por suerte aún estamos al principio de las fiestas y aún tenemos tiempo de elaborar unos ricos turrones para satisfacer a los paladares más exquisitos de la familia.
El turrón de que os traigo hoy es de los más sencillos de hacer, es tan simple como derretir el chocolate y añadir el resto de los ingredientes y al molde, y está más bueno que el de marca!
Así que allá que vamos!



Ingredientes para un molde de 20x10x2.5 cm



250 g de chocolate con leche
150 g de Nutella
40 g de arroz inflado

Elaboración



Ponemos el chocolate junto con el praliné al baño maría, removemos constantemente hasta que esté completamente disuelto.
Agregamos el arroz inflado y removemos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Llevamos al molde, alisamos con ayuda de una espátula y dejamos que se enfríe por completo antes de desmoldar.
Por último lo zampamos sin contemplaciones!!!



 

jueves, 23 de diciembre de 2021

Turrón de Trufa al Whisky

 


Muy buenas!!!
Venga que aunque mañana es Nochebuena aún os da tiempo a conquistar a los paladares más exigentes que éste turrón de trufa al whisky, crujiente por fuera y cremoso por dentro con un ligero toque de whisky, sencillo de hacer, si no se tiene un molde propio de turrón lo se hacer mismamente en el molde de plum cake, lo empapelamos con papel de horno y listo!
Así que no tenéis excusa y animaros con ésta delicia.
Al lío que vamos!!!


Ingredientes


250 g de chocolate negro para postres
150 g de chocolate con leche para postres
100 g de nata para montar 35% M.G.
40 ml de whisky
50 g de azúcar glas
35 g de mantequilla 


Elaboración


Fundimos 150 g de chocolate negro, yo hago el turrón en un molde de silicona especial para turrón con lo cual no necesito preparar el molde, simplemente vierto  el chocolate y voy moviendo el molde para cubrirlo con una fina capa de chocolate. Si no disponéis de un molde simplemente forráis un molde tipo cake con papel de horno y repartís el chocolate en el fondo y unos 2 cm por los laterales del molde. Dejamos enfriar y solidificar, yo lo meto en la nevera mientras preparo la trufa.
Para la trufa ponemos en un cazo la nata con el azúcar, el whisky y la mantequilla. 
Calentamos a  fuego medio sin dejar de remover y cuando llegue a ebullición retiramos del fuego y añadimos el chocolate con leche que previamente habremos picado, removemos hasta que el chocolate se disuelva por completo y la mezcla sea homogénea,
Dejamos enfriar, debemos tener cuidado de que la mezcla no espese demasiado y vertemos en el molde sobre la capa de chocolate negro. Volvemos a llevar nuestro turrón a la nevera para que la mezcla se solidifique.
Por último derretimos los 100 g de chocolate negro que teníamos reservada  y vertemos sobre la trufa, con esto conseguiremos que nuestro turrón tenga una capa de exterior de chocolate negro y un interior de trufa. Dejaremos que la capa de chocolate solidifique y luego desmoldamos.
Y listo para disfrutar!!!


miércoles, 22 de diciembre de 2021

Nevaditos



Muy buenas!!!
Ya sólo faltan unos días para Navidad y estamos a tope con los preparativos para éstas fechas, en mi caso me toca encargarme de los postres y la verdad es que éste año nos esperan un variado de postres muy especial, entre ellos estos nevaditos que le vi a Belén de Cupcakes a Gogó y que no pude resistir a hacerlos, Ya os digo que el resultado es espectacular y son de lo más sencillos de hacer, además los podéis elaborar unos días antes ya que se conservan perfectamente en un recipiente hermético, eso si nos os los zampáis antes del día. 
Os paso la receta tal cuál  y pasaros por su perfil que os prometo que os va a encantar!!!!



Receta para unos 22 nevaditos



225-250 gr. harina
40 gr. vino blanco
20 gr. anís
100 gr. manteca de cerdo
1 cucharada sopera de azúcar.
pizca de sal

1. Mezclamos todos los ingredientes a temperatura ambiente a mano o con nuestro robot preferido. Integrar justo hasta conseguir una masa homogénea.
2. Estirar la masa según el grosor deseado. A mi me gustan bien gorditos! Y enfriar en nevera mínimo una hora.
3. Sacar la masa de la nevera, cortar los Nevaditos y poner en una bandeja de horno.
4. Hornear a 180° con calor arriba y abajo en nivel intermedio hasta que veas que los bordes se doran. Si los haces tan gorditos como los míos pueden tardar 30-40 minutos.
5. Rebozar recién sacados del horno en abundante azúcar glass.

TIPS
-Los recortes de masa se integran y se vuelven a usar, si es necesario se refrigera la masa de nuevo.
-Cuanto más fría está la masa al entrar al horno menos se deforman. En piezas más gruesas como las mías se nota más el “deformamiento” si no están bien frías.
-Juega a tu gusto con la proporción vino-anís. A mi me gusta ponerle anís (anís de beber 😜) pero encontrarás recetas solo con vino blanco o tipo oloroso o amontillado.
-Para saber si ya están, saca uno del horno y corta por la mitad para asegurarte de que está completamente hecho por dentro.
-¿Quieres hacer MORENITOS? Deja que se enfríen las piezas y báñalas con tu cobertura de chocolate preferida. Si los metes en el congelador están PA morirse!

viernes, 17 de diciembre de 2021

Tarta Navideña


Hola!!!
Estamos a tan sólo una semana de Navidad y aún no os he subido mi propuesta navideña. Lo sé... voy con retraso, vale, con mucho retraso. Pues como siempre digo horneo más rápido que escribo y edito fotos, los que ya me conocéis ya no os extraña....
Sé que a muchos de vosotr@s no os entusiasman las tartas decoradas, debido a su complejidad, pero he de decir que ésta propuesta os va a encantar, aunque a simple vista os parezca muy laborioso no lo es.
Ya que tan sólo con un simple bizcocho de yogurt, una crema de mantequilla y chocolate casi tendremos listo nuestro decorado navideño. De ese bizcocho sacaremos la tarta  y las paletas de bizcocho, con la crema de mantequilla decoraremos la tarta y los árboles de Navidad y por último con el chocolate bañaremos las paletas de bizcocho y haremos las bombas de chocolate. Como podéis observar no necesitaremos 50 mil elaboraciones. Así que os voy a explicar el proceso lo más ordenado posible, pero de todas formas ante cualquier duda preguntadme que os responderé encantada.
Al lío que vamos !!!

Para el bizcocho de la tarta y la base de los arbolitos


  • Ingredientes
1 yogur griego, usaremos el vaso como medida
1 vaso de aceite suave
2 vasos de azúcar
3 vasos de harina de trigo todo uso
3 huevos M
Ralladura de limón, naranja o incluso vainilla, cualquiera de las opciones es válida
15 g de levadura en polvo Royal
  • Elaboración
Mezclamos los huevos y el azúcar y batimos hasta que se espumeen.
Añadimos el yogurt, el aceite y la ralladura de limón, mezclamos hasta integrar.
Incorporamos la harina junto con la levadura y batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.
Con el horno precalentado a 180ºC hornearemos primero las 4 magdalenas que utilizaremos luego para la base de nuestros arbolitos de navidad, el resto de la masa la reservamos en la nevera.
Para ello rellenaremos 4 cápsulas con los 2/3 de su capacidad  y las llevaremos al horno precalentado a 180ºC durante unos 12-14 minutos, el tiempo dependerá un poco de cada horno. En todo caso a los 12 minutos los pincháis con un palillo y si sale limpio están listos. retiramos del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.
A continuación vamos a hornear lo que será nuestra tarta, para ello la masa que teníamos reservada la vertemos en 2 moldes de 15 cm que previamente habremos engrasado y los llevaremos al horno durante 30-35 min, para saber si están cocidos haremos la prueba del palillo, si sale limpio los retiramos del horno, los dejamos en los moldes 10 minutos sobre una rejilla y pasado éste tiempo los desmoldamos. Dejaremos que se enfríen boca abajo.
Yo las magdalenas y los bizcochos los hago el día antes, una vez fríos las magdalenas las guardo en una caja metálica que tengo y los bizcochos los envuelvo en film transparente y los dejo en la nevera.
Yo lo dejo reposar en la nevera para que la miga se asiente.

Crema de mantequilla básica de vainilla parara decorar


  • Ingredientes
375 g de mantequilla en pomada
490 g de azúcar glas
1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
4 cucharadas de leche semidesnatada
colorante en pasta verde
  • Elaboración
Tamizamos el azúcar glas y lo colocamos en el bol de la batidora junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Cubrimos el bol, batimos a velocidad baja un minuto. Después subimos la velocidad y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad media - alta. La crema de mantequilla se volverá casi blanca y su textura pasará a ser muy cremosa.
Reservamos ya que vamos a utilizarla primero sin teñir.

Para los árboles de chocolate blanco


  • Ingredientes
50 g de chocolate blanco
3 Mikado
Sprinkles navideños

Derretimos el chocolate blanco y lo colocamos en un manga pastelera.
Sobre un papel de horno colocamos los Mikado, cortamos la punta de la manga pastelera y damos forma a nuestros arbolitos y decoramos con los sprinkles. Llevamos a la nevera para que se endurezcan y luego podamos decorar nuestra tarta.

Montaje final


Llegados a éste punto vamos a necesitar:
* 250 g de chocolate negro o con leche para postres
* 50 g de queso Philadelphia + 10 g de azúcar glas
* 80 g de chocolate blanco
* mini nubes de azúcar
*cola cao, Nesquik, cacao puro, etc
* 250 gr de mini Lacasitos
* 4 conos de helado
* Sprinkles
* Figuritas de azúcar 
* 100 g de coco rallado
* Mermelada de fresa, Nutella, dulce de leche, ganache de chocolate... o lo que queráis para decorar

Ahora sí que vamos con el lío.
Lo primero que haremos será cortar los bizcochos para darle la forma a nuestra tarta, para ello apilamos los bizcocho y cortamos como se aprecia en la foto. Reservamos.



Los restos del bizcocho los llevamos a un bol y desmenuzamos hasta convertirlo en migas, le añadimos los 50 g de queso, junto con el azúcar glas, con ayuda de las manos amasamos y vemos que se forma una especie de masa. Yo utilizo un molde de helado, me salen 3 unidades ( aunque esto puede variar en función del tamaño de los moldes). Llevamos la masa a los moldes y le colocamos la paletilla como si fueran helados, los llevamos al congelador mientras proseguimos con la tarta.
Ahora vamos a armar la tarta, para ello debemos de tener una superficie plana para usar de base, yo utilizo un plato de pizarra que tengo. Dado que nuestra tarta es como un semicírculo en vertical haremos el relleno en horizontal y luego levantaremos nuestra tarta.
Lo primero que vamos a hacer es rellenar una manga pastelera con una boquilla redonda  gruesa y rellenarla con la crema de mantequilla de vainilla. A continuación sobre la primera capa de bizcocho  colocaremos dos cordones de crema de mantequilla sobre los bordes del bizcocho para que el relleno no se nos salga. Rellenamos y colocamos la otra capa del bizcocho. Con ayuda de una espátula cubrimos la base del bizcocho con una capa de mantequilla, llegados a este punto cogemos el bizcocho y lo ponemos en vertical sobre la base con crema de mantequilla. Ya casi la tenemos lista, ahora con ayuda de una espátula cubrimos con una fina capa de crema de vainilla y llevamos a la nevera para que se asiente y endurezca, ya que sólo nos falta decorar la tarta.


Mientras la tarta se asienta vamos a derretir los 250 g de chocolate para bañar nuestros polos de bizcocho y hacer las Bombas de Chocolate. Yo utilizo chocolate con leche, pero podéis utilizar el que más os guste. Para ello derretimos el chocolate junto con una cucharadita de aceite de coco para que sea más fluido. Os recomiendo hacerlo en un vaso alto ( en el que os podáis sumergir las paletas de bizcocho sin problema). Retiramos nuestras paletas de bizcocho del congelador y desmoldamos, bañamos en chocolate y dejamos que se escurra el exceso de chocolate y llevamos a una fuente que habremos cubierto con un papel de horno. Llevamos a la nevera, si vuestros polos llevan una media hora o más en el congelador una vez que los retiramos del baño de chocolate luego se solidifican. Reservamos ya que los terminaremos de decorar mas tarde.





Como ya tenemos el chocolate derretido hacemos las bombas de chocolate, yo utilizo unos molde de silicona de semiesfera, para ello con ayuda de una cuchara  reparto por toda la superficie una capa de chocolate y llevo los moldes a la nevera para que el chocolate solidifique. Como podéis ver las hago con chocolate con leche y con chocolate blanco.
Retiramos nuestra tarta de la nevera y la llevamos a una fuente amplia, rebozamos en coco rallado, yo para ello coloco el coco en la base y con ayuda de una espátula lo voy subiendo por los bordes de la tarta, se irá adhiriendo a la superficie y nos quedará como si estuviera nevada!!! Si queréis ya le podéis colocar los arbolitos y las decoraciones de azúcar...y lista!!!





Cogemos nuestras magdalenas y cubrimos la superficie con la crema de vainilla. Lo más fácil es que como ya tenemos la crema en la manga con una boquilla lisa es hacer una espiral en la superficie con la crema  que luego rebozaremos en el coco para simular nieve.




La crema de vainilla sobrante la llevamos al bol de la batidora y añadimos colorante verde al gusto y batimos hasta conseguir un color uniforme, debemos de tener cuidado de raspar el fondo del bol para que no nos queden restos blancos. Ahora montamos una manga con una boquilla de estrella y vamos a hacer los arbolitos. Para ello rellenamos con unos Lacasitos los conos de helado y los colocamos invertidos sobre las magdalenas que teníamos ya preparadas con la crema ya nevada. Ahora con la manga se tarta de presionar y soltar contra el barquillo para hacer esas estrellas pequeñas de crema. Cubrimos todo el como del barquillo de helado y decoramos con los mini Lacasitos ( a modo de luces navideñas ) y los Sprinkles navideños a modo de adornos. Otros que ya están listos. Ah!!! si queréis podéis espolvorearlos con azúcar glas o coco o modo de nieve!!!
Sólo nos queda rellenar nuestras bombas de chocolate, para ello las desmoldamos, calentamos una sartén para alisar las superficies para luego unir las bolas, ojo no muy caliente, si no se derretirá por completo. Colocamos la bola sobre la sartén para alisar la superficie, retiramos y colocamos sobre un vaso para no manipularlas mucho, rellenamos con una cucharada de cola cao y unas pocas nubes, alisamos otra semiesfera y colocamos sobre ella, al enfriar se solidificará y las bombas quedarán selladas. Repetimos el proceso con todas las demás.





Finalmente colocamos las bombas ya selladas y los polos de bizcochos sobre un papel de horno con un poco chocolate derretido hacemos unos chorretones sobre todos ellos. Decoramos con sprinkes y con figuras de chocolate y listo!!!




Sólo os faltará hacer una mesa para la presentación y triunfar!!!
Cualquier duda que tengáis os la resuelvo encantada, ya sabéis que también me podéis encontrar por Canela en dulce.
Espero que os guste tanto como a mí el resultado y por favor apoyar mi trabajo con un comentario y compartiendo ésta publicación.





viernes, 10 de diciembre de 2021

Polvorones Kinder

 




Buenas !!!
Ya estamos casi en Navidad y seguimos a tope con recetas navideñas, pero he de reconocer que ésta se me ha ido de las manos. Si es que yo quería hacer polvorones normales, pero por el camino mi mente me la ha jugado e hemos terminado con éstas preciosidades. He de decir que si no sois muy fan de los polvorones tradicionales ésta es vuestra receta, dado que la combinación es brutal!!!  
A quién no le va a gustar un polvorón relleno de crema de avellana, bañado en chocolate blanco y decorado con Kinder!!!
Eso sí, no se os ocurra contar las calorías que puede tener un polvorón de éstos, la Navidad es para disfrutar y darse algún que otro capricho.
Así que allá vamos con la receta!


Ingredientes

  • Para los polvorones
300 g de harina común
175 g de almendra molida
125 g de azúcar glas
100 g de manteca de cerdo
60 g de crema de leche y avellanas
  • Para la decoración
50 gr de crema de leche y avellanas
200 g de chocolate blanco para postres
30 g de chocolate  negro para postres
12 barritas Kinder


Elaboración


Lo primero que debemos con antelación es tostar la harina junto con la almendra molida, para ello las pondremos en una bandeja y la llevaremos a horno precalentado a 180ªC, cada 10 minutos la sacaremos y la removeremos hasta conseguir un tono dorado. Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo antes de proseguir con la receta.
Un bol disponemos todos ingredientes para los polvorones y amasamos, según amasemos la masa apenas se nos pegará a las manos y podremos formar una bola sin problema con ella. Ahora tan sólo nos quedará aplanar la masa hasta formar un cuadrado grueso, la envolvemos en film transparente y la llevaremos a la nevera por una hora.
Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador. Ahora vamos a formar los polvorones.
Cuando la masa esté lista la colocamos entre dos papeles de horno y la estiraremos dándole un grosor de 1´5 cm, retiramos el papel superior y cortamos nuestros polvorones. Yo los corto con un cortador de donuts, pero si no tenéis no pasa nada, con un simple vaso y tapón os podéis apañar sin problema. Lo que buscamos es que nuestro polvorón tenga un agujero en el centro para luego poder rellenarlos.
Según vayamos cortando los vamos pasando a una bandeja de horno con papel de horno. Los recortes sobrantes los volvemos a amasar, estirar y seguimos cortando polvorones. Yo hice 12, pero esto dependerá un poco del tamaño de los cortadores que utilicéis.
Horneamos 10 minutos, luego retiramos del horno y los dejaremos enfriar por completo en la bandeja de horneado.
Una vez estén fríos comenzamos con la decoración.
Lo primero que haremos será fundir un poco del chocolate blanco.  Dispondremos papel de horno sobre una placa y con ayuda de una cuchara pondremos una pequeña cantidad de chocolate blanco sobre el papel de horno, el suficiente para que una vez coloquemos el polvorón sobre el selle la parte de abajo del agujero del polvorón. Haremos esto con nuestros polvorones. Dejaremos que el chocolate se solidifique. 
Cuando el chocolate se haya solidificado rellenamos el agujero con la crema de leche y avellanas, yo lo hago ayudándome de una manga pastelera y luego aplano la superficie.
Fundimos el chocolate restante y bañamos los polvorones sumergiéndoles la superficie en el chocolate blanco, luego los devolvemos a una placa con papel de horno para que el chocolate se solidifique.
Y por último derretimos el chocolate negro y con ayuda de una cuchara decoramos uno hilillos de chocolate sobre cada polvorón y rematamos con una barrita de Kinder y listos para comérselos!!!




domingo, 5 de diciembre de 2021

Bundt Cake Kinder



Muy buenas!!!
Aquí estamos en pleno puente a tope con recetas navideñas. Ya sé que no a todo el mundo le gusta hacer galletas, tartas y cupcakes inspiradas en la Navidad, pero a éste Bizcocho Bundt de turrón Kinder no lo podréis decir que no. La culpa de éstos despropósitos es del Mercadona que no hace más que sacar productos molones y yo no he pedido resistir a caer en la tentación.
El resultado en un Bizcocho ligeramente húmedo y con un sabor a Kinder Bueno para chuparse los dedos.
Os invito a probar ésta receta y os prometo que os va a encantar, además he aprovechado la ocasión para estrenar ésta preciosidad de molde!!!
Así que no me enrollo más y os dejo la receta!!!


Ingredientes

4 huevos M
100 g de azúcar moreno
100 g de azúcar blanco
180 ml de aceite de semillas
1 cucharada de vainilla en pasta
125 g de nata fresca
280 g de turrón Kinder Bueno
60 ml de leche
1 sobre de levadura Royal
360 g de harina todo uso
1 pizca de sal

Elaboración

Fundimos el turrón a baño María o en el microondas, dejaremos templar mientras preparamos los ingredientes para el bizcocho.
Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo sin ventilador
Con ayuda de una varillas eléctricas batimos los huevos junto con el azúcar hasta que nos quede una mezcla espumosa.
Añadimos el aceite en hilo batiendo a velocidad baja, la vainilla en pasta y la nata fresca. 
Continuamos añadiendo el turrón que deberá estar templado, la crema de avellana y la leche.
Por último incorporamos la harina tamizada junto con la sal, mezclamos suavemente hasta integrar.
Engrasamos un molde tipo Bundt y vertemos la masa en el, lo llevamos al horno unos 45-50 min. Dependerá un poco de cada horno, por eso comprobaremos con un palito si está listo.
Una vez horneado lo dejaremos el molde sobre una rejilla unos 10 minutos, luego desmoldamos y dejamos enfriar por completo.
Si lo queremos decorar, una vez esté completamente frío derretimos unos 50 g de chocolate negro para postres y se lo colocamos por encima y rematamos con unas barritas de Kinder.



martes, 30 de noviembre de 2021

Panettone, la receta definitiva



 

Estoy de vuelta!!!
Y vuelvo con un auténtico recetón! El año pasado hice panettone y aunque el resultado me gustó digamos que le falta un puntito y éste año después de varias hornadas y modificaciones, puedo afirmar que ésta es la receta definitiva.  Todo esto no sería posible sin mis catadores oficiales que han tenido que catar varias remesas de panettone, a lo cuál diréis, pobrecitos.... jajajaja
Os dejo la receta básica, luego podéis añadirle desde las típicas chispas de chocolate, pasas, Conguitos, Lacasitos, fruta escarchada, etc.... y la decoración también admite muchas variaciones, desde un baño de chocolate coronado con diferentes chocolates, glaseado con frutas, etc.
Dicho todo esto allá vamos con la receta.



Ingredientes

  • Para el Poolish
250 gr de harina de fuerza
8 gr de levadura seca de panadero
250 gr de agua
  • Para la masa final
525 gr de harina de fuerza
6 gr de levadura seca de panadero
150 gr de azúcar
20 gr de leche en polvo
2huevos 
2 yemas
Una pizca de sal
100 gr de leche entera
2 cucharaditas de Ron Tostado
2 cucharadita de Cointreau
1 cucharadita de Agua de Azahar
La ralladura de una naranja
150 gr de mantequilla fría
175 gr de chips de chocolate

Elaboración


  • Para el Poolish
La noche anterior a elaborar nuestros Panettone haremos el Poolish, es tan simple como en un bol amplio juntar todos los ingredientes hasta que nos quede una masa homogénea. Es importante que el bol sea amplio, ya que ésta masa crecerá bastante.
Tapamos nuestro bol con un film transparente y lo dejamos en un sitio alejado de corrientes y a una temperatura cálida hasta la mañana siguiente.
Al día siguiente observaremos que la masa ha crecido mucho y tendrá burbujas, esto nos indicará que nuestra masa ha fermentado correctamente.

  • Para la masa
En nuestra batidora con el accesorio de gancho, colocamos los ingredientes secos en este orden: sal, harina, azúcar, ralladura de naranja, leche en polvo y levadura. Aparte en una jarrita colocamos la leche, el ron, el agua de azahar y el Cointreau.
Arrancamos la batidora a velocidad media y añadimos los huevos y las yemas, seguidamente  agregamos en contenido de la jarra en forma de hilillo.
Amasaremos hasta obtener una masa grumosa, más o menos unos 10 minutos.
Llegados a este punto añadimos la mantequilla que ha de estar fría y cortada a dados, la añadiremos poco a poco y sin dejar de amasar en ningún momento hasta que la masa la absorba por completo, esto puede tardar unos 10 minutos, depende de cada robot amasador. Obtendremos una masa bastante pegajosa.
Una vez este integrada la mantequilla agregamos el poolish y seguimos amasando a velocidad media otros 15 minutos más y obtendremos una masa suave, lisa y elástica y algo pegajosa.
Yo llegado a este punto me aceito un poco las manos y sin enharinar la mesa cogemos la masa con las dos manos, la estiramos hacia arriba y la plegamos, así durante varias veces, hasta que la masa ya no se nos pega a las manos ( yo me ayudo de la espátula). Boleamos la masa y la llevamos aun bol muy amplio y dejamos leudar la masa asta que triplique su volumen.
Una vez la masa ha leudado lo suficiente  sobre una superficie ligeramente engrasada con una piza de aceite le damos un suave amasado, así desgasificaremos nuestra masa.
Dividimos la masa en 2 partes, estiramos la masa y le añadimos unos 75 g de Conguitos Galleta de chocolate a cada parte y amasamos ligeramente para repartir los Conguitos Galleta.  Llevamos la masa a nuestros molde de panettone, la masa es muy blanda, simplemente ayudaros de  la espátula para pasarla a los moldes.
Dejamos fermentar la masa hasta que casi asome por el borde del molde, yo para que el fermentado me salga perfecto meto los moldes en el horno cierro la puerta y le enciendo la luz al horno, ojo!!! horno apagado, luz encendida!!!
Dejamos levar hasta que doble su volumen, debe de llegar casi al borde del molde.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba ya abajo.
Pintamos nuestros panes con un poco de huevo batido y justo antes de meter al horno le hacemos un corte con forma de cruz.
Horneamos durante unos 35 minutos, a mitad de cocción si vemos que se tuestan mucho los tapamos con papel albal.
Sacamos del horno y le clavamos una brocheta que lo atraviese a lo ancho y lo colgamos boca abajo, es muy importante este paso, si no nos quedará la miga apelmazada.
Para decorarlos simplemente he derretido unos 120g de chocolate para postres junto con una cucharadita de aceite de coco, para que el chocolate me quede más fluido. Repartimos sobre los panettones y decoramos con unos Conguitos Galleta y listo!!!
Yo los conservo en una bolsa para panettones durante unos 3 días que es lo que tardamos en zamparlo!!!!
Al dividir la masa en 2 partes utilizo molde de 750g, aunque también se pueden hacer 3 de 500g sin problema.



domingo, 21 de noviembre de 2021

Bollos de Chocolate

 


Muy buenas!
Regreso de nuevo con unos deliciosos bollos de chocolate ya que empieza a refrescar y a pesar del precio de la luz apetece encender el horno. En éste caso me decidí por unos bollos de leche rellenos de crema de avellanas y bañados en chocolate, aunque los podéis rellenar de lo que más os guste y bañarlos con vuestro chocolate favorito.
Os digo que son unos bollos muy esponjosos y que se conservan durante varios días, evidentemente si os aguantáis sin comerlos!!! Así que animaros con éstos versátiles bollos, que admiten muchas variaciones y son de lo más sencillos de hacer, versionadlos a vuestro gusto y me contáis el resultado aquí o en Canela en Dulce ,dicho esto vamos al lío con la receta!!!


Ingredientes

  • Para el pre fermento
50 ml de agua templada
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de harina de fuerza
3 g de levadura de seca de panadero, el equivalente a una cucharadita
  • Para la masa final
540 g de harina de fuerza
1 pizca de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla
50 g de azúcar
2 huevos M a temperatura ambiente
100 g de mantequilla en pomada
  • Para el relleno
Crema de avellanas en mi caso, pero podéis rellenarlas de lo que más os guste: mermelada, nata , ganache de chocolate, etc.
  • Para la cobertura 
120 g de chocolate negro para postres u otro de vuestra elección
1 cucharada de aceite de coco


Elaboración


En una jarrita batimos los ingredientes del pre fermento hasta conseguir una mezcla homogénea. Cubrimos con film transparente y dejamos reposar una media hora en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire. Pasado éste tiempo veremos que se ha convertido en mezcla esponjosa.
Ahora vamos con la masa. Para ello en el bol de la batidora de pie colocamos los ingredientes en éste orden: sal, harina, azúcar, vainilla, leche, huevos y el pre fermento. Ponemos en marcha el robot amasador y amasamos durante unos minutos hasta que los ingredientes se integren.
Por último añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en dados, amasados hasta conseguir una masa suave y elástica. Boleamos la masa y la pasamos a un bol previamente engrasado, cubrimos con film transparente y dejamos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
Pasado éste tiempo desgasificamos la masa dándole un suave amasado sobre una superficie ligeramente enharinada. Dividimos la masa en 12 partes y dejamos reposar unos 5 minutos tapada, luego las bolearemos y las pasaremos a una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Cubriremos de nuevo con un paño y las dejaremos reposar de nuevo hasta que doblen su volumen.
Una vez la masa está leudada, pre calentaremos el horno a 200ºC, con calor arriba y abajo, si querremos podemos pincelar nuestros bollos con un poco de mantequilla derretida antes de llevarlos al horno. Horneamos unos 15 min.
Retiramos del horno y pasamos nuestros bollos a una rejilla para que se enfríen por completo.
Cuando tengamos los bollos fríos con ayuda de una manga pastelera y una boquilla de punta rellenaremos cada bollo por debajo.
Derretimos el chocolate junto con el aceite de coco, añadimos el aceite de coco para que el chocolate sea más fluido y así la capa de chocolate del bollo será perfecta, sumergimos la superficie de los bollos en chocolate y los volvemos a llevar a la rejilla. Para que la capa de chocolate se solidifique los llevamos un ratito al frigorífico.
Antes de servirlos con un buen café podemos espolvorearlos con un poquito de azúcar glas si queremos, eso al gusto de cada uno!!!
Y una vez os dejo otra de mis recetas para que la disfrutéis tanto como yo. Os adelanto que ya estoy inmersa en recetas navideñas, de hecho estoy versionando mi receta de Panettone y dicen mis catadores oficiales que va a ser un éxito, pero habrá mas sorpresas. 
Si no queréis perderos ninguna de mis aventuras reposteriles seguidme por Instagram en Canela en Dulce y así podéis aún más al día 😉.



jueves, 11 de noviembre de 2021

Cheesecake Guinness

 


Muy buenas!!!
Se acerca el fin de semana y publico nueva receta, en éste caso os traigo una deliciosa cheesecake de Guinness, ya hace un tiempo que le tenía el ojo echado. Mi intuición me decía que la combinación cerveza - chocolate iba a ser buena y la verdad es que no me engañé para nada.
A simple vista os parecerá una receta de lo más complicada, pero en absoluto, tan sólo tenemos que cuadrar tiempos y todo será de lo más sencillo.
Animaros con esta combinación de lo más espectacular de queso, Guinness y chocolate, os aseguro que se convertirá en un imprescindible en vuestro recetario.
Así que allá que vamos con la receta!

  • Para la base
150 g de galletas María de chocolate 
55 g de mantequilla sin sal derretida
15 gr de cacao en polvo puro

  • Para la cheesecake
1 botella de Guinness Stout, 330 ml
150 ml de nata para montar 35% materia grasa
125 g de chocolate para postres
500 g de queso crema Philadelphia
100 g de azúcar
30 gr de cacao en polvo
1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla
2 huevos + 1 yema a temperatura ambiente

  • Para la decoración
200 ml de nata para montar
70 gr de azúcar glas
virutas de chocolate





Elaboración


Lo primero que haremos será reducir la cerveza, para ello la echamos en un cazo pequeño y la llevamos a fuego medio hasta que la mezcla se reduzca a la mitad. Retiramos y dejamos enfriar, yo suelo hacerla el día anterior.
El día que horneamos la cheesecake derretimos el chocolate junto con la nata al baño María. Dejamos atemperar para luego incorporar a la mezcla.
Precalentamos el horno a 160ºC, con calor arriba y abajo, colocaremos un bol pequeño con agua en el fondo.
Engrasamos un molde de 18 cm y reservamos.
En un procesador de alimentos trituramos las galletas, junto con el cacao hasta convertirlas en migas finas. Agregamos la mantequilla derretida y volvemos a mezclar hasta que se integre. Llevamos la mezcla al molde y con la ayuda de una taza o cuchara cubrimos el fondo y los laterales del molde. 
Mientras preparamos la cheesecake llevaremos el molde con la base de galleta al frigorífico para que ésta se asiente.
En el bol de la batidora de pie equipada con la pala o simplemente en un bol grande y con la ayuda de unas varillas de mano, batimos el queso hasta conseguir una mezcla cremosa. Agregamos el azúcar y volvemos a batir para que se incorpore.
A continuación añadimos la reducción de Guinnes, la mezcla de chocolate y nata, el cacao en polvo y el extracto de vainilla. Mezclamos hasta que estén perfectamente combinados, con ayuda de una espátula raspamos el fondo del bol para asegurarnos de obtener una mezcla homogénea.
Por últimos incorporamos los huevos y la yema y volvemos a mezclar bien. Debemos conseguir una masa cremosa y sin grumos.
Vertemos la masa en el molde que teníamos reservado y llevamos nuestra cheesecake al horno colocándola en la rejilla a media altura. Horneamos durante 50 min y una vez pasado éste tiempo dejaremos 1h dentro del horno apagado y con la puerta cerrada. Cuando haya pasado el tiempo de horneado observaremos que el centro de la cheesecake al moverla "baila", es el motivo por el cual la dejaremos en el horno apagado a puerta cerrada. 
Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo antes de llevarla al frigorífico para que se enfríe por completo. Yo suelo dejarla toda la noche.
Desmoldamos la tarta y montamos la nata que debe estar bien fría junto con el azúcar. Montamos hasta que esté bien firme, la metemos en una manga pastelera con boquilla rizada 

y decoramos la cheesecake. Al final espolvoreamos unos fideos de chocolate para decorar.



viernes, 29 de octubre de 2021

Galletas de calabaza





Muy buenas y lluviosas tardes!!!
Si estáis aburridos en casa y os apetece algo dulce ésta es sin lugar a dudas una buena receta para matar ese gusanillo. Además son de lo más fácil de hacer que os podéis imaginar ya que la la masa en unos minutos la tendréis lista, lo más complicado de la receta es aguantar las dos horas de reposo que necesita la masa antes del horneado!!!
Así que aprovechando que me había sobrado un poco de calabaza me aventuré con esta receta de LauraLopezMon que ya le tenía el ojo echado y me pedía el cuerpo a gritos hacerla, ya que sabía de antemano que iba a ser un éxito asegurado como cualquier de sus recetas.
El resultado son esta maravilla de galletas tipo crinkle de calabaza y especias. Un espectáculo para el paladar y la vista, que una vez horneadas durarán un periquete en vuestra cocina porque os las vais a zampar en un santiamén.
Dicho esto ahí va la receta!

Ingredientes


200 g de harina común
115 g de almendra molida
5 g de levadura de repostería
150 g de azúcar
70 g de calabaza asada
140 ml de nata líquida
1/2 cucharadita de pumpkin spice
150 g de azúcar glasé



Elaboración


La elaboración de éstas galletas es muy sencilla, ya que con la ayuda de un simple procesador de alimentos en unos minutos tendremos lista masa. 
Para ello le colocaremos el accesorio mezclador en el procesador de alimentos, colocaremos en el la almendra molida , el azúcar, el puré de calabaza y la mezcla de especias ( pumpkin spice), mezclamos durante un minuto o hasta que la mezcla se integre.
A continuación añadimos la harina, el polvo de hornear y la nata líquida, volvemos a mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea. Como podéis ver es una masa muy pegajosa, pero no desesperéis ya que hemos llegado al punto clave de la elaboración, ya que para poder trabajar la masa de las galletas debemos retirarla del procesador y pasarla a un film transparente, envolverla en él y enfriarla durante al unas 2 horas.
Llegados a éste punto formaremos las galletas, para ello dispondremos el azúcar glasé en un bol pequeño y colocaremos un papel de hornear sobre la placa de horno.
Comenzaremos a bolear las galletas, para ello es muy importante que sean todas del mismo tamaño, ya que nos facilitará un horneado homogéneo. Iremos boleando las galletas, rebozándolas en el azúcar y las colocaremos en la placa de horno.


Una vez listas las llevaremos al horno que estará precalentado a 200ª durante unos 7-10 minutos dependiendo de cada horno. En todo caso estarán listas cuando comiencen a dorarse un poquito por los lados.
Retiramos del horno y dejamos en la bandeja unos 5 minutos minutos para que se atemperen, si intentamos moverlas antes se nos deformarán. Pasado éste tiempo las pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.




miércoles, 20 de octubre de 2021

Mini Brioche de Calabaza



Y otra semana más volvemos con un recetón!!!
Estamos en tiempo de cosechar calabazas y he de reconocer que esta año me he vuelto loca con ellas ya que dan mucho juego a la hora de hacer recetas.
En cuanto se ven estos brioches salta el amor a primera vista, no lo neguéis, ha vosotros también os han encantado. Son muy vistosos a primera vista, pero además es que son súper tiernos y deliciosos.
Es un receta de lo más sencilla, la única complicación es hacer el atado para que queden con ésta forma tan chula, pero una vez que hagáis el primero el resto será coser y cantar.
Así que manos a la obra!!!

Ingredientes para unos 12 brioches de calabaza


150 g de calabaza asada
580 g de harina de fuerza
1 bolsita de levadura seca de panadería
2 cucharaditas de Agua de Azahar
1 cucharadita de sal
3 huevos M
120 g de aceite de oliva
80 g de azúcar
Una pizca de leche para pintar los brioches
Hilo para bridar los brioches. Ojo, no vale cualquier hilo, debemos utilizar hilo para bridar carne.
12 ramitas de canela para decorar


Elaboración


La elaboración es de lo más sencilla.
En el bol del robot amasador colocaremos la pizca de sal, la calabaza asada, la harina, la levadura, el Agua de Azahar, los huevos y el aceite de oliva.
Comenzaremos a amasar a velocidad baja durante unos minutos, para que los ingredientes comiencen a ligarse, luego subiremos a velocidad media-alta y amasaremos un buen rato, hasta que veamos que nuestra masa se despegue por completo de las paredes del bol. Será una masa suave, elástica y nada pegajosa al tacto.
Una vez lista la masa la pasaremos a un bol previamente engrasado, la tapamos y la dejamos reposar para doble su volumen en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire.
Una vez que la masa haya levado, sobre una superficie ligeramente enharinada  le damos un amasado suave para desgasificar la masa. Dividimos la masa en 12 porciones, la boleamos y comenzamos a bridar los brioches.
Para ello cortamos un buen trozo de hilo de bridar, lo extenderemos sobre la superficie de trabajo, colocaremos nuestro brioche sobre el, cogemos el hilo por los extremos y lo juntamos en la parte superior cruzándolo, volteamos el brioche  y repetimos hasta que se divida en 8 partes iguales. Atamos y cortamos el exceso de hilo.



Llevamos los brioches a una placa de horno con papel de hornear en la base, Los tapamos de nuevo y los dejaremos reposar asta que vuelvan a duplicar su volumen.



Precalentamos el horno a 180ºC, sin ventilador. Pintamos nuestros panecillos con un chorrito de leche y los llevamos al horno unos 15 min o hasta que veamos que se doran ligeramente.
Retiramos del horno y pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo. 
Para finalizar retiramos el hilo con cuidado y adornamos la calaza colocándole en la parte superior un trozo de canela en rama a modo de tallo.
Y listas para disfrutar!!!



jueves, 14 de octubre de 2021

Halloween Pumpkin Cake

Happy Halloween!!!
Pues no queda nada ya para Halloween, y yo me he puesto manos a la obra de la mano de Lacasitos para crear esta terrorífica tarta con forma de calabaza! 
La verdad es que ha sido una auténtica locura, ya que he aprovechado el  fin de semana para llevarla a cabo y la verdad es que vaya tute. Que si asar calabaza para utilizar en el bizcocho, hacer bizcocho, dejar reposar, crema de mantequilla por aquí, dar forma a la tarta... en fin y casi lo que más tiempo me lleva hacer y decidir, como montar la presentación.
En fin que aunque es una pequeña locura, organizándose bien ( cosa que yo no hice...) esta terrorífica tarta hará que triunféis y está para chuparse los dedos, sobre todo cuando ves la cara que se les queda cuando al cortarla descubren que es una mini piñata de Lacasitos!!!
Así que no me enrollo más, muchas gracias a Lacasitos por confiar una vez más en mi, muchísimas gracias!!!
Al lío que vamos con la receta!!!


Bizcocho de Calabaza

  • Ingredientes
250 g de calabaza asada sin piel
250 g de azúcar
250 g de harina de trigo 
3 huevos M
70 ml de aceite de girasol
1 sobre de levadura tipo Royal
1 cucharadita de mezcla de Pumpkin Spice
  • Elaboración
Lo primero que haremos será asar la calabaza, yo utilizo calabaza tipo cacahuete y la aso en una CrockPot, más que nada por comodidad. Tan sólo debemos introducir la calabaza bien lavada, con piel y entera en la olla y programarla unas 5horas en alta. Pasado éste tiempo nuestra calabaza estará lista, sólo debemos sacarla de la olla, cortarla en dos mitades y con ayuda de una cuchara retirar las semillas para luego continuar retirando la carne de la calabaza. Todo ello con ayuda de una cuchara. `
Luego la pasamos por un procesador de alimentos para que nos quede con textura de puré. 
Pero si no disponéis de olla lenta bastará con lavarla bien y pincharla con un cuchillo para dejar salir el vapor, la llevamos al horno precalentado a unos 220ºC durante unos 30 minutos y a mitad de la cocción la giraremos para que se cocine homogéneamente. Una vez asada la abrimos a la mitad, retiramos las semillas y seguidamente la pulpa, desechando la piel.
Dejaremos enfriar por completo antes de añadirla a la masa del bizcocho.
Ahora vamos con la mezcla de Pumpkin Spice, para ello necesitaremos: 4 cucharaditas de canela molida, 1 y 1/2 cucharadita de jengibre molido,1/4 de cucharadita de nuez moscada, 1/4 de cucharadita de cardamomo molido y 1/4 de cucharadita de clavo molido. Ya que sólo utilizaremos una cucharadita en la preparación del bizcocho, la mezcla sobrante la podremos utilizar en otras recetas como galletas, tartas, panes, etc.
Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.
En un bol amplio batimos los huevos junto con el azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa. A continuación añadimos la calabaza asada triturada. Continuamos agregando el aceite. mezclándolo muy bien. Por último añadimos la harina junto a la levadura y las especies que previamente habremos tamizado. Mezclamos asta conseguir una masa homogénea.
Vertemos un un molde tipo bundt cake, de los que tiene chimenea que previamente habremos engrasado.
Levamos al horno por unos 40 -45 minutos, o asta  que al pincharlo con una brocheta ésta salga limpia.
Retiramos del horno, dejamos unos minutos sobre una rejilla y luego le damos la vuelta sobre la rejilla, el bizcocho se despegará de la paredes del molde. Dejamos enfriar sobre la rejilla por completo.
Una vez frío lo envolvemos en film transparente y lo llevamos al frigorífico durante toda la noche, con esto conseguiremos que la miga se asiente y así nos sea más fácil trabajarlo al día siguiente.

Crema de mantequilla de vainilla

  • Ingredientes
400 g de mantequilla en pomada
485 g de azúcar impalpable
2 cucharaditas de extracto de vainilla
5 cucharadas de leche
colorante en  pasta naranja
  • Elaboración
Tamizamos el azúcar impalpable y lo colocamos en un bol junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Comenzaremos batiendo a velocidad baja durante un minuto. Después subimos la velocidad y continuamos batiendo durante al amenos otros 5 minutos, a velocidad media-alta. La crema se volverá casi blanca y su textura muy cremosa. Una vez está lista la teñimos con el colorante en pasta naranja. Batimos a velocidad ata durante al menos un minuto, deberemos raspar los bordes del bol para que nos quede la crema teñida uniformemente.


Relleno y decoración


1 bote de Lacasitos mini
1/2 bote de esprinkles Halloween
Unas pocas figuras de chocolate
80 gr de chocolate negro para derretir


Montaje de la tarta


El día del montaje de la tarta, comenzaremos elaborando la crema de mantequilla.
A continuación retiramos nuestro bizcocho del frigorífico y con ayuda de un cuchillo de sierra comenzamos a darle la forma redondeada de una calabaza, una vez lo tengamos cortamos nuestro bizcocho longitudinalmente.
Con el bizcocho ya recortado procedemos al montaje, para ello en la base de nuestra futura calabaza colocamos una pequeña cantidad de crema de mantequilla para fijarla a nuestro plato o cake estand, una vez fijada la primera capa de bizcocho procedemos a rellenarla con una capa de mantequilla y colocamos la segunda capa del bizcocho.
Ahora vamos con uno de los pasos más importantes para evitar que las migas se desprendan, para ello separaremos una pequeña cantidad de crema de mantequilla y con ayuda de una espátula forraremos nuestro bizcocho con una fina capa de crema, incluso forramos el hueco interior. Llevamos el bizcocho al frigorífico  por un par de horas, para que la mantequilla se enfríe y así facilitarnos la decoración final.
Vamos con la parte más divertida!!! Retiramos la tarta del frigorífico y rellenamos una manga pastelera con la crema de mantequilla, y comenzamos a darle forma a la calabaza, lo primero que haremos será rellenar la calabaza con Lacasitos, sprinkles y chocolates. Evidentemente tendremos que sellar la cápsula sorpresa de nuestra calabaza, para ello simplemente derretiremos un poco de chocolate sobre un papel de hornear ( haremos una pieza un poco más grande del tamaño de la cápsula sorpresa), llevamos al frigorífico para que se endurezca. Cuando esté lista la colocamos sobre  la cápsula a modo de tapa. 
Con la manga pastelera haremos trazos de crema de mantequilla sobre en bizcocho verticalmente y a modo de gajos para luego esculpir con ayuda de una espátula la forma final de la calabaza. Llevamos de nuevo al frigorífico para que la crema de mantequilla coja consistencia. 
Mientras se enfría la calabaza vamos a hacerle el tallo a la calabaza, para ello cogemos un buen puñado de las migas sobrantes del tallado del bizcocho y le añadimos un poco de crema de mantequilla, con ayuda de las manos le damos la forma al tallo, una vez listo lo colocamos sobre un tozo de papel de horno y con ayuda de un pincel de cocina y chocolate derretido lo cubrimos para darle la textura.
Para conseguir ese aspecto suave con la crema de mantequilla nos ayudaremos de una espátula calentada en agua cliente. Es decir, con la tarta bien fría, metemos la espátula en agua caliente, la secamos y la pasamos suavemente sobre la crema y queda perfecta.
Colocamos el tallo sobre la calabaza hundiéndolo un poco en la crema de mantequilla y por último decoramos la tarta con chocolates y figuras de chocolate.
Dejamos reposar en el frigorífico unas horas y lista para disfrutar!!!!
Espero que os haya gustado tanto esta tarta como a mí y como a mis catadores oficiales!!!