sábado, 30 de enero de 2021

Bollo de Chocolate y Naranja

 



Ainsss!!! Ya llevaba yo un tiempo queriendo hacer un buen pan dulce con pepitas de chocolate, pero después de unos intentos fallidos he dado con la receta y ya os digo que os animéis, porque vale mucho la pena ésta recta. Os digo que triunfaréis, a quién no le gusta la combinación de naranja y chocolate, si es que es un pecado.
También aprovecho para contaros que me he embarcado en el proyecto de "masa madre" para incorporarla a mis preparaciones, así que en breve subiré recetas con masa madre. La verdad es que me rondaba ya hacía una temporada por la cabeza y al final me he decidido, ya os contaré el resultado. No es proceso sencillo, ya que hay que tener mucha paciencia y sobre todo me he tenido que documentar un poquito, ya que hay 50 mil opiniones y opciones, pero espero llegar a buen puerto y en breve subir alguna que otra receta.
Así que no me enrollo más y al lío!!!!


Ingredientes

  • Para el prefermento
120 gr de leche entera tibia
10 gr de harina de fuerza
5 gr de azúcar
3 gr de levadura seca de panadero o 9 de levadura fresca de panadero
  • Para la masa final
400 gr de harina de trigo de fuerza
100 gr de harina de trigo todo uso
4 huevos tamaño M
La ralladura de 2 Naranjas, yo he utilizado naranja deshidratada rallada
60 gr de azúcar
10 gr de sal
60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr de pepitas de chocolate
1 huevo + 1 chorrito de leche para pintar nuestro bollo

Elaboración


Comenzaremos elaborando el prefermento, para ello en un cuenco pequeño mezclamos todos los ingredientes ( leche tibia, harina, azúcar, ralladura de naranja y levadura), lo tapamos con un film transparente y lo dejamos reposar de media hora a 45 minutos. Pasado éste tiempo veremos que nuestro prefermento ha burbujeado, está listo.
Una vez esta listo, en el bol de la amadora disponemos los ingredientes para la masa en el siguiente orden: en el fondo colocamos la sal, a continuación la mezcla de las harina y el azúcar. Ponemos el robot en marcha a velocidad baja y añadimos los huevos uno a uno. Seguidamente incorporamos el prefermento y continuamos batiendo a velocidad baja hasta que se haya integrado por completo.
Por último añadimos la mantequilla, que ha de estar a temperatura ambiente y seguimos amasando, llegados a este punto es muy importante tener paciencia. Subimos a velocidad media, al principio la masa estará pegajosa pero según vayamos amasando y se vaya desarrollando el gluten nuestra masa se volverá suave y elástica y poco a poco la masa se irá separando de las paredes del bol. Cuando la masa se despegue por completo de las paredes y sea suave, elástica y homogénea estará lista.
Llegados a este punto la pasaremos a un bol previamente engrasado, la taparemos con un film transparente y la dejaremos reposar hasta que doble su volumen.
Una vez haya doblado su volumen sobre una superficie ligeramente enharinada, desgasificamos la masa y la dividimos en 8 partes iguales. Engrasamos un molde de unos 15 cm  y reservamos.
Cogemos cada porción de masa y la estiramos simplemente con las manos hasta conseguir un pequeño rectángulo, sobre ella esparcimos unas pocas pepitas de chocolate, enrollamos la masa ( Yo primero la enrollo a lo largo, como si fuera un brazo de gitano y luego la enrollo como si fuera una ensaimada, en círculo. Con esto conseguimos que las pepitas queden repartidas uniformemente en su interior). Nos va a quedar una bola sin casi ninguna pepita en el exterior, para ello dispongo unas poquitas pepitas sobre la encimera y boleo la masa sobre ellas, veréis que las pepitas se pegan al exterior de la masa. Y lista para llevar al molde, haremos esto con las 7 bolas restantes.
Cuando hayamos terminado cubrimos con un paño y la volvemos a dejar levar hasta que doble su volumen.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo y le colocamos un cacharrito con un poco de agua en el fondo para que genere vapor. Pintamos nuestro bollo con el huevo batido y el chorrito de leche y lo llevamos al horno 40 minutos, si vemos que se dora mucho a mitad de la cocción lo tapamos con un papel albal, una vez horneado lo desmoldamos enseguida para evitar que se humedezca y lo pasamos a una rejilla para que se enfríe.





jueves, 28 de enero de 2021

Rosquillas de Santa Clara

 



 Y no todo va de pan, brioches, etc  de vez en cuando también me apetece variar, hoy os traigo unas Rosquillas de Santa Clara. Os aviso que aunque parecen muy laboriosas de hacen en un periquete y cuando tengáis invitados quedaréis como los perfectos anfitriones.
Lo que más de gusta de éstas rosquillas es que aunque llevan glasa, al meterlas al horno la glasa sale seca, con lo cuál se pueden guardar enseguida.
He de decir que yo las guardé en una lata que tengo para galletas y estaban muy buenas incluso unos días después.
Ah, y que os parecen las fotos del blog, las últimas publicaciones, os ha gustado el cambio en las fotos??? Espero que os gusten mucho, ya que todo tiene un proceso y un trabajo detrás para que podáis ver el resultado final.
Así que al lío!!!

Ingredientes

  • Para la masa 
6 yemas de huevo
1 huevo
100 gr de azúcar
100 gr de mantequilla
50 ml de Anís
400 gr de harina de trigo
5 gr de levadura en polvo, tipo Royal
  • Para el glaseado
200 gr de azúcar glas
Unas gotas de zumo de limón
1/2 clara de huevo

Elaboración

En un bol colocamos las yemas, el huevo entero y el azúcar. Batimos hasta que obtengamos una mezcla blanquecina.
Incorporamos la mantequilla derretida en el microondas ( no debe estar muy caliente) y el Anís, batimos hasta incorporar.
Añadimos la levadura junto con la harina que previamente habremos tamizado, la añadiremos poco a poco a la mezcla anterior para que nos vaya quedando una masa suave y sin grumos.
Enharinamos la encimera y amasamos ligeramente la masa. Yo en mi caso la extendí con un rodillo, dejé la masa con casi 1 cm de grosor y la corté con un cortador de donuts y fui pasando las galletas a una fuente de horno con papel de hornear. También las podéis hacer formando cordones de masa de 1 cm de grosor y cortarlos en tiras de 15 cm de largo, formas las rosquilla e ir pasándolas a la bandeja de horno. Las colocaremos separadas entre si y las dejaremos reposar unos 40 minutos, yo las tapé con un paño.
Con el horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo , horneamos  durante unos 12-14 minutos aproximadamente, dependerá de vuestro horno. En todo caso en cuanto adquieren un tono ligeramente dorado es que están listas, Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Mientras las galletas se enfrían haremos la glasa. Para ello tamizaremos el azúcar glas, añadimos unas gotas de zumo de limón y la media clara de huevo. Mezclamos muy bien y si vemos que el glaseado está demasiado duro, añadiremos un poco más de clara hasta obtener la consistencia deseada.
Bañamos las rosquilla sólo por la cara superior en el glaseado y las volvemos a colocar en la bandeja de horno. Las volvemos a llevar al horno por 5 minutos, lo justo para que se seque el glaseado pero que no se doren. Con hornearlas 50º sería perfecto ya que así aprovechamos el calor residual del horno del horneado de las rosquillas.
Las retiramos del horno y las volvemos a dejar enfriar sobre una rejilla, una vez que estén frías podemos retirar el exceso de glasa que haya quedado por los lados o por el centro de las rosquillas.
Las podemos conservar perfectamente una lata durante varios días.



Fuente de la receta: Cakes Para Ti


jueves, 21 de enero de 2021

Pan de Molde Thang Zhong





Pues aquí estamos con otra receta de pan, en este caso os traigo un pan de molde, pero con la técnica Thang Zhong. Me encanta utilizarla ya que la miga resultante de estos panes es espectacular, suave y sedosa, además que el pan se conserva mejor.
Cómo podéis ver no es la primera vez que la utilizo y el resultado es de escándalo.
Me encantan éstos para el desayuno o la merienda, hacen unas tostadas impresionantes y que nada tienen que ver con el pan comercial. Si os animáis ya os advierto que os enamoraréis de este tipo de panes. 
No son panes muy complicados de elaborar, a mí antes me daban miedo las masas levadas, pero he de reconocer que cada día ,e gustan más. Éste tipo de masas no son como un bizcocho que requieren una dedicación de unas dos horas y algo en exclusiva durante su elaboración.
Con los panes es diferente ya que si en la mitad de la elaboración nos surge algún imprevisto, siempre podemos paralizar su elaboración con los levados en frío. Ya sea el primero o el segundo, tapamos el pan y lo llevamos a la nevera para ralentizar el levado y luego continuar con la elaboración. 
Pero a lo que vamos, hoy vamos con receta  sin levados en frío, pero que sepáis que tenéis esa posibilidad.

Ingredientes

  • Para el Thang Zhong
140 gr de leche
140 gr de agua 
60 gr de harina de fuerza
  • Para la masa final
240 gr de harina de fuerza
300 gr de harina de trigo
10 gr de sal
3 gr de levadura seca de panadero
1 huevo tamaño M
30 gr de miel
85 gr de aceite de Oliva

Elaboración


Lo primero que vamos a hacer es el thang zhong, es muy sencillo para ello dispondremos los ingredientes para ello en un cazo y lo llevamos al fuego. Con una varilla ya fuego medio removemos constantemente hasta que muestra mezcla se convierta en una papilla, momento en el que estará listo. Pasamos la mezcla a un bol limpio y le colocamos un film transparente a piel, para evitar que se forme una costra. Reservamos hasta que esté templado.
Ahora vamos con la masa final, para ello colocamos el sal, las harinas y la levadura en el bol del robot amasador. Lo pondremos en marcha a velocidad baja y añadimos el huevo, la miel y el thang zhong que teníamos reservado. Veremos que los ingredientes se van incorporando, por último agregamos el aceite de oliva en hilo y veremos que nuestra masa se va transformando hasta quedar lisa y homogénea y nada pegajosa al tacto. Para ello debemos amasar durante unos 15 minutos.
Pasamos nuestra masa a bol engrasado y la dejamos hasta que doble su volumen. Cuando haya doblado su volumen, desgasificamos nuestra masa con un suave amasado, le damos forma de cilindro y la llevamos a un molde plum cake que previamente habremos forrado con papel de horno.
Volvemos a dejar levar asta que vuelva a doblar su volumen.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo, colocamos un cuenco en el fondo del horno con un poco de agua, para que se forme vapor y nos ayude durante el horneado con el desarrollo de la corteza. Yo coloco un bol metálico con un vaso de agua en su interior.
 Pintamos nuestro pan con la mezcla de un huevo batido y un chorrito de leche y lo llevamos al horno durante unos 35 minutos.
Sacamos del horno y lo desmoldamos para evitar que se nos humedezca, lo pasamos a una rejilla y lo dejamos enfriar por completo.
Yo lo guardo en una lata grande que tengo y aguanta perfectamente 4 días, eso si no se come antes!!!






 

viernes, 15 de enero de 2021

Brioche de Yogur y Naranja





 

Hola de nuevo!!!
Vuelvo con una receta que os va a encantar, ya que usaremos ingredientes que habitualmente tenemos en casa. Para que nos entendamos esto es la versión de pan dulce de un bizcocho de yogur. ya en su día hice unas Trenzas de Yogur muy básicas, pero en este caso le he dado un toque de sabor con la naranja ya que he modificado la receta y el resultado es un pan súper esponjoso y con un suave sabor a naranja que deleitará a los paladares más exigentes.
Así que con ingredientes que siempre tenemos a mano en casa, en un ratito podremos hacer esta belleza de pan dulce.




Allá vamos con la receta!!!

Ingredientes


200 gr de harina común
300 gr de harina de fuerza
1 pizca de sal
3 gr de levadura seca de panadero
125 gr de yogur griego natural
80 gr de azúcar
80 ml de aceite de oliva
50 ml de leche
la ralladura de una naranja
50 ml de zumo de naranja
1 huevo M
1 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración


La elaboración es muy sencilla, ya sea a mano con robot amasador. Yo amaso con robot amasador, por lo cual lo primero es colocar la pizca de sal en el fondo del bol y a continuación las harinas, la levadura, el azúcar y la ralladura de naranja. Cómo podéis observar casi siempre coloco los secos en el bol y luego una vez en marcha comienzo a añadir los líquidos.
Con el robot en marcha a velocidad baja comenzamos a añadir los líquidos en este orden: huevo, leche, zumo, vainilla y yogur. Amasamos hasta obtener una mezcla que será pegajosa y grumosa, llegados a este punto añadimos en hilo el aceite de oliva y seguimos amasando a velocidad media. Veremos que nuestra masa se va integrando y se va volviendo más suave y elástica, poco a poco se va despegando de las paredes del bol hasta convertirse en una masa suave que no se pega al tacto. Esto es debido a que el gluten se va desarrollando durante del proceso del amasado. 
Pasamos la masa a un bol engrasado y la tapamos con film transparente, dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Una vez haya doblado su volumen, le damos un ligero amasado para desgasificar la masa y la dividimos en 8 partes, las boleamos y las llevamos a un molde de chimenea que previamente habremos engrasado y volvemos a dejar levar hasta doblar su volumen.


Cuando este listo lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 35 minutos, yo no lo pinté, pero si queréis lo podéis pintar con huevo batido y un chorrito de leche antes de llevarlo al horno.
Lo sacamos del horno y lo desmoldamos de inmediato y lo pasamos a una rejilla. Es muy importante desmoldarlo en el momento ya que si no se humedecerá el pan.
Y para rematar os muestro el interior de pan de yogur y naranja.... que locura de miga!!!







lunes, 11 de enero de 2021

Panecillos

 



Empezamos la semana con receta panarra!!!
Lo reconozco me encantan las masas levadas y para ello os traigo estos panecillos ideales para desayunar , para merendar.. etc!!! 
Me encanta hacer estos panes individuales para así después poder o bien rellenarlos de algo salado ( tipo embutido) o algo dulce ( mermelada). Aunque vistas estas bellezas no descarto tampoco que terminen con una hamburguesa en su interior, jajaja.
Así que animaros con ésta receta de lo más sencilla y resultona!!!

Ingredientes para 12 panecillos


  • Para el prefermento
250 ml de leche entera
10 gr de harina de fuerza
10 gr de azúcar
3 gr de levadura seca de panadero
  • Para la masa final
490 gr de harina de fuerza
30 gr de azúcar
1 huevo M
10 gr de sal
20 gr de Miel
60 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo batido + 1 chorrito de leche para pintar

Elaboración


Comenzaremos con el prefermento, para ello templaremos la leche y le añadimos la harina, el azúcar y la levadura. Mezclamos bien, tapamos y dejamos reposar durante media hora. Pasado éste tiempo veremos que la mezcla ha comenzado ha burbujear, síntoma de que está listo para usarse.
En el bol de la amasadora colocamos la pizca de sal en el fondo, la harina encima  junto con el azúcar. Con el accesorio de amasar colocado ponemos en marcha, adjuntamos el prefermento, el huevo y la miel. Amasamos a velocidad baja asta obtener una masa grumosa.
Llegados a este punto comenzamos a incorporar la mantequilla poco a poco y subimos la velocidad del robot amasador a velocidad media, según vayamos amasando veremos que nuestra masa se va integrando cada vez más y se vuelve cada vez más suave y elástica. Sabremos que está lista cuando se despegue por completo de las paredes del bol y esté suave, lisa y elástica. En éste momento la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, la tapamos con film transparente y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Una vez que haya doblado su volumen, le damos un ligero amasado para desgasificar, luego la dividimos en 12 porciones y las boleamos. Las pasamos a una bandeja de horno con papel de horno y las volvemos a dejar levar hasta que doblen su volumen.
Cuando nuestros panecillos hayan doblado su volumen de nuevo y con el horno precalentado a 180º ,los pintamos con la mezcla de huevo y leche. Los llevamos al horno durante unos 18 minutos, una vez horneados los retiramos de la placa del horno y los pasamos a una rejilla para que se enfríen.


P.D. Los podéis espolvorear con un poquito de sal antes de meterlos al horno, le da un toque de lo más especial.



lunes, 4 de enero de 2021

Roscón de Reyes

 



Pues allá vamos con el Roscón de Reyes!!!
Ya os anticipo que iré reeditando la receta sobre la marcha, sobre todo las fotos, por lo de pronto os dejo la receta para que podáis amasar los roscones y hacer el relleno. mañana editaré las fotos y subiré fotos con el Roscón rellenado. 
Así que al lío que vamos!!!

Ingredientes

  • Para el prefermento
100 gr de harina de fuerza
100 ml de leche templada
3 gr de levadura seca de panadero
  • Para la masa
Prefermento
450g de harina de fuerza
3 gr de levadura seca de panadero
80 ml de leche
20 ml de Agua de Azahar
Ralladura de una naranja
40 gr de miel
3 huevos M
100 gr de azúcar
1/2 cucharadita de sal
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • Para adornar
1 huevo
Un poco de leche
Azúcar
Anís dulce
Almendra laminada y crocante de almendra

Preparación

  • Primero preparamos el prefermento: templamos unos segundos la leche en un bol en el microondas y disolvemos la levadura en ella ( si es fresca la desmenuzamos). Añadimos la harina y mezclamos bien hasta integrar completamente. Podemos hacerlo con las manos, no es necesario amasar. Cuando esté mezclado, tapamos con un film transparente y un trapo de cocina nuestro bol, lo dejamos en lugar cálido y alejado de corrientes hasta que doble su volumen ( más o menos una hora, aunque dependerá de la temperatura que haga en vuestra cocina).
  • Cuando tengamos el prefermento listo continuamos con la masa. Ponemos el prefermento en el bol de la amasadora y añadimos todos los demás ingredientes menos la mantequilla. Amasamos a velocidad media unos 8-10 minutos, hasta que tengamos una masa uniforme. Si amasamos a mano hacemos un volcán con los ingredientes secos y colocamos los ingredientes líquidos en el centro y amasamos igual, hasta que la masa nos quede lisa y uniforme.
  • Bajamos la velocidad de la amasadora y vamos añadiendo la mantequilla reblandecida a cubitos, poco a poco. Cuando terminemos de incorporarla , volvemos a subir la velocidad de la amasadora y continuamos con el amasado otros 10 minutos más, hasta que veamos que la masa es elástica, se despega de las paredes del vaso y al estirar un poco entre los dedos conseguimos una malla que no se rompe. Si fuera necesario amasamos un poco más hasta conseguirlo.
  • Una vez tengamos lista la masa , formamos una bola con ella y la dejamos levar en un bol engrasado con aceite de girasol. Tapamos con film transparente y con un paño de cocina, dejamos levar a temperatura ambiente en un lugar cálido y apartado de corrientes hasta que doble su volumen ( aproximadamente una hora, hora y media ).
  • Cuando haya doblado su volumen la sacamos del bol, le damos un ligero amasado para desgasificar y la cortamos en dos porciones iguales. Las boleamos, agujereamos el centro y vamos abriendo hasta formar nuestro Roscón, deberá quedarnos un agujero amplio, ya que  al leudar y durante el horneado, este tiende a cerrarse. Pasamos a una bandeja de horno con papel de horno en su base.




  • Cubrimos con un paño de cocina y lo dejamos levar de nuevo a temperatura ambientes hasta que vuelva a doblar su tamaño. Un poco antes de que termine de levar, precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo sin ventilador. Antes de meter al horno batimos un huevo con un chorrito de leche, pintamos el Roscón y lo decoramos. Humedecemos un poco de azúcar con una cucharada de Anís y lo repartimos por encima.
  • Levamos al horno durante unos 25-30 minutos, vigilando bien para que no se nos tueste demasiado. Para evitarlo podemos cubrir la rosca con un poco de papel de aluminio en los últimos 10 minutos de horneado.
  • Cuando esté lista sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla para luego poderlo rellenar.


Ingredientes para la Trufa


300 ml de nata líquida con 35% MG
20 gr de miel
120 gr de chocolate para postres

Elaboración


En un cazo ponemos la mitad de la nata junto con la miel. Cuando rompa a hervir añadimos el chocolate troceado y lo removemos hasta que se integre.
Agregamos la nata líquida restante fría y la removemos con unas varillas hasta obtener un color uniforme.
Pasamos la mezcla a un recipiente hermético y lo llevamos al frigorífico durante toda la noche. Es muy importante dejarla reposar durante toda la noche, ya que así se acentuarán los sabores, además de estar perfecto y frío para que al día siguiente quede sedoso y perfectamente montada la trufa.
Al día siguiente con ayuda de un batidor de varillas batir hasta montar, llevar a una manga pastelera y luego rellenar el roscón.