jueves, 2 de febrero de 2023

Madeleines de Limón

 


Muy buenas!!!
Se acerca el fin de semana y vengo con otra receta de escándalo, así que con el frío que hace vamos a encender el horno y ponernos manos a ello con ésta delicia para los adictos al limón.
Y es que éstas mini madeleines rellena de crema de limón, o lemon curd, como queráis llamarlo, son la combinación perfecta, además el baño de chocolate con el pistacho le dan el acabado más exquisito que os podéis imaginar.
No tenéis disculpa para no hacer la receta, ya que es de lo más sencilla y resultona, lo más difícil va a ser resistirse a no comerse unas cuantas antes de terminar de decorarlas....
Además  os dejo una receta de lemon curd, que se hace en un periquete y está  de lujo, ya os digo que la haréis mas veces para rellenar vuestros bizcochos.
Lo dicho, apuntad que arrancamos!!!!



Ingredientes para unas 24 madeleines


3 huevos M
120 g de azúcar 
100 g de mantequilla derretida 
120 g de harina de trigo todo uso
1 cucharadita de levadura tipo Royal
50 g de nata o queso crema
1 cucharadita de emulsión de limón , opcional
La ralladura de una lima y 1/2 limón 
125 g de chocolate blanco
125 g de chocolate con leche
Pistacho crocante para decorar


Lemon Curd en Microondas 



200 g de zumo de limón 
100 g de mantequilla 
100 g de azúcar 
3 huevos 
1 yema
Ralladura de limón , opcional
5 g de maicena



Elaboración 



Vamos a comenzar elaborando el lemon curd, para ello fundiremos la mantequilla en un bol en el microondas, luego le añadiremos el resto de los ingredientes del lemon curd. Mezclamos hasta conseguir una crema homogénea , veremos que la crema no se espesa, para ello simplemente calentaremos en tandas de 1 minuto en el microondas, siempre batiendo entre tanda y tanda, veremos que la crema se espesa. Dependiendo del microondas con dos o tres minutos bastará . Debemos tener en cuenta que una vez se enfríe aún cogerá más consistencia. Una vez lista la pasamos a un bol limpio y cubrimos con un film a piel, reservamos hasta el momento de utilizar .
Ahora vamos con las madeleines, para ello precalentaremos el horno a 180ºC.
En un bol batimos los huevos junto con el azúcar  y acto seguido incorporamos la harina que ha de estar tamizada junto con la levadura, mezclamos hasta que se incorpore.
Por último añadimos la mantequilla que ha de estar derretida y templada, la nata, las ralladuras y la emulsión .
Engrasamos nuestro molde de madeleines, llevamos la mezcla a una manga pastelera para facilitar el rellenado de cada hueco del molde y las llevamos al horno durante unos 12-15 minutos, nos deben quedar ligeramente tostadas para que el relieve destaque.
Una vez horneadas dejamos enfriar unos 5 minutos y luego desmoldamos con cuidado sobre una rejilla de metal.
Llegados a éste punto ya solo nos queda rellenarlas y decorarlas. Para rellenarlas vamos llevar el lemon curd a una manga pastelera , equipada con una boquilla de rellenar. Iremos rellenando una a una y ya por último, derretimos los chocolates por separado y con el molde ya limpio, colocamos una cucharada de chocolate en el fonde de cada molde de madeilene y le colocaremos una madeleines encima, asegurándonos de que quede perfectamente cubierta. Para acelerar el proceso de endurecer el chocolate  simplemente las llevamos unos 10 minutos al frigorífico, luego desmoldamos con cuidado , le hacemos unos hilos de chocolate , sobre la concha de chocolate, y finalmente decoramos con el crocante de pistacho.
Y si os habéis resistido hasta aquí ya es hora de hacerse un buen café y degustar!!!!!
Ahhh!!! Y si queréis seguir las avanzadillas de mis aventuras reposteriles, daros una vuelta por mi Instagram, buscadme soy @canelaendulce



viernes, 20 de enero de 2023

Brioches de Limón




Muy buenas!!!
Ya estoy de vuelta después de éste pequeño parón navideño, pero os aseguro que vuelvo con ganas y con recetones. 
Para comenzar el año os traigo unos mini brioches de limón rellenos de lemon curd y ya os digo que para los que os guste tanto el limón como a mí, ya estáis apuntando la receta. He de decir que me encanta hacer recetas con ingredientes de lo mas sencillos para convertirlos en un pequeño manjar. 
Así que lo dicho vamos a ponernos manos a la obra con esta delicia.




Ingredientes


  • Para la masa
500 g de harina de fuerza
115 g de azúcar 
150 g de leche entera 
1 huevo + 1 yema
3 g de levadura seca de panadero
40 g de zumo de limón + la ralladura de un limón ecológico 
5g de sal
125 g de mantequilla en pomada
1 huevo batido + azúcar perlado + almendra laminada para decorar

  • Para el lemon curd
200 g de zumo de limón 
100 g de mantequilla 
100 g de azúcar 
3 huevos +1 yema
ralladura de un limón 
5 g de maicena




Elaboración 



Disolvemos la levadura seca de panadero en la leche templada, junto con una cucharada de azúcar  y una de harina, dejamos reposar una media hora aproximadamente .
En el bo de nuestra batidora planetaria equipada con el gancho amasador colocamos el resto de ingredientes para la masa menos la mantequilla. comenzamos a amasar a velocidad baja hasta que todos los ingredientes se integren. Por último incorporamos la mantequilla a masa, amasamos a velocidad baja asta que se incorpore a la masa, luego subimos a velocidad media y amasamos hasta que la masa se vuelva lisa y elástica, apenas pegajosa al tacto. Sabremos que nuestra masa está lista ya que la masa se va transformando durante ésta etapa dela amasado, veremos que la masa tiende a despegarse de las paredes del bol y además se pega al gancho amasador.
Una vez lista la masa la pasaremos a un que previamente habremos engrasados, la tapamos con film transparente y dejaremos reposar hasta que la masa doble su volumen, para ello la dejaremos reposar un un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Mientras esperamos a que nuestra masa doble su volumen podemos aprovechar para hacer el lemon curd. Para ello simplemente fundiremos la  mantequilla en el microondas, luego añadimos el resto de los ingredientes, removemos con ayuda de unas varillas hasta que la mezcla sea homogénea. A continuación llevamos al microondas de nuevo y calentamos a intervalos de  un minuto. Entre minuto y minuto sacamos del micro y batimos enérgicamente con las varillas, cuando lograremos una textura cremosa nuestro lemon curd estará listo.
Cuando la masa haya levado la llevaremos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y le daremos un ligero amasado para desgasificar, dejamos reposar  la masa unos 10 minutos tapada con un paño de cocina, luego la dividimos en porciones de 67g. Boleamos cada porción de masa y la llevamos a un cápsula de cupcake rígida.  Con todos los brioches listos, simplemente los dejaremos leudar de nuevo tapados con un paño, en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Cuando hayan doblado su volumen nuevamente precalentamos el horno a 180ºC, pincelamos los brioches con huevo batido, espolvoremaos con con el azúcar perlado y con la almendra laminada.
Luego llevamos al horno  durante unos 12 minutos o hasta que veamos que están  ligeramente dorados.
Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Más tarde una vez fríos y con ayuda de una boquilla los rellenamos y listos  para hincarles el diente!!!                                                                             


Y si quieren seguir mis aventuras reposteriles en Instagran no dudes en seguirme, soy @canelaendulce . 

sábado, 10 de diciembre de 2022

Kougelhopf



Muy buenas!!!
Aquí estoy de nuevo y con una receta de esas que ya hace tiempo que tengo en mente hacer y la verdad es que como me he pillado un molde de lo más molón pués no me pude resistir a estrenarlo con ésta receta. Aunque he de decir que yo la modifiqué un poquito y lo que veréis a continuación no será el típico Kougelhopf, pero aprovecho para contaros un poco la historia de éste dulce típico navideño.
Aunque nosotros llamamos a este pastel kougelhopf, la verdad es tiene distintas denominaciones: kouglof, kougelhof, kugelhof, kugelopf, kougelhopf, kugelhopf, kouglouf, gugelhupf, kugelhupf, guglhupf, gugelhopf y seguramente nos dejamos alguna…
Este bollo es una especialidad de la zona francesa de Alsacia aunque existen variedades en varios países centroeuropeos. Consiste en un brioche dulce elaborado dentro de un molde tipo bundt, con el centro vacío y relieves ondeantes en todo el lateral, pero con una base ancha. Recuerda un poco a la panettone italiano, como éste, la masa puede rellenarse de pasas y licor (comúnmente ron).
El kougelhopf se solía consumir en fechas festivas y en Navidad. 
Así que amigos mío poneros manos a la obra porque ésta delicia merece ,mucho la pena y además digamos que podéis tunearlo a vuestro gusto.
Al lío con la receta!!!




Ingredientes


  • Para el poolish

75 g de harina de trigo todo uso
75g de harina de fuerza
3g de levadura seca de panadería
20 g de azúcar
100g de agua





  • Para la masa


120 g de leche
30 g de miel
4 yemas de huevo M
1 y 1/2 cucharadas de extracto de vainilla
2 cucharadas de ron tostado
1 cucharadita de sal
150 g de harina de trigo todo uso
240g de harina de fuerza
100 g de azúcar
1 g de levadura seca de panadero
130 g de mantequilla sin sal fría
100 g de arándanos deshidratados
100 g de pepitas de chocolate
10 -12 almendras para decorar








Elaboración



La noche anterior debemos elaborar el poolish para luego a la mañana siguiente amasar nuestro kougelhopf. Para el poolish simplemente en un bol pequeño mezclamos todos los ingredientes, luego tapamos con film transparente y llevamos al frigorífico durante toda la noche.
Además también debemos poner a remojo nuestros arándanos, para ello simplemente los colocamos en un bol y cubrimos con agua. Los dejaremos así durante toda la noche.
Por la mañana veremos que nuestro poolish ha duplicado su volumen y se ha convertido en una masa burbujeante. Lo dejaremos a temperatura ambiente mientras pesamos los ingredientes y disponemos todo para elaborar nuestro bollo.
En el bol de nuestra batidora planetaria colocamos la pizca de sal, las harinas, el azúcar y la levadura seca de panadero. 
Por otro lado en una jarrita colocamos la leche, la miel, las yemas, el extracto de vainilla y el ron.
Una vez todo ésto dispuesto, simplemente pondremos la batidora en marcha a velocidad baja, que debe estar equipada con el gancho amasador. Iremos vertiendo el contenido de la jarrita para que se incorpore a la masa. Después paramos la batidora e incorporamos el poolish, volvemos a poner en marcha y dejamos que se incorpore a la masa.
Por último añadiremos la mantequilla, que debe de estar fría y cortada en cubitos. Amasamos a velocidad baja hasta que la mantequilla se incorpore a la mezcla, luego subimos a velocidad media y continuamos amasando. Llegados a éste punto debemos de tener un poco de paciencia, ya que debemos amasar hasta que el gluten se desarrolle, entonces nuestra masa se transformará. Pasará de ser una masa grumosa a transformarse en una masa suave, lisa, elástica y nada pegajosa al tacto, tenderá a despegarse de las paredes del bol y se quedará enganchada en el gancho amasador.
Una vez lista, simplemente la boleamos y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado, cubrimos con film y dejamos que doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez haya levado, simplemente volcamos la masa en una mesa de trabajo ligeramente enharinada y le damos un ligero amasado para quitar en exceso de aire. Luego estiramos la masa dándole forma rectangular, disponemos los arándanos escurridos junto con las pepitas de chocolate, cerramos formando un tríptico, estiramos un poco, volvemos a hacer un tríptico y luego boleamos, para ello simplemente juntamos las cuatro esquinas y luego hacemos rodar la masa entre nuestras manos para dar un poco de tensión, tapamos con un paño y dejamos reposar durante unos minutos.
Mientras tanto escogemos un molde tipo bundt y pincelamos su interior con  mantequilla, debemos asegurarnos que pincelamos bien todo su interior, también debemos colocarlas almendras en el fondo del molde, una almendra en cada arista para decorar el bollo.
Cogemos la bola de masa y con el dedo índice le hacemos un hueco en el centro, lo agrandaremos un poco, llevamos al molde que tenemos engrasado. Asentamos bien la masa, cubrimos el molde de nuevo con film transparente y volvemos a dejar que la masa doble su volumen, en mi caso llegó al borde del molde.
Precalentamos el horno a 170ºC y horneamos durante 40 - 45 minutos.
Retiramos del horno y dejamos el molde sobre una rejilla enfriadora, mínimo una hora, aunque es mejor que esté frío antes de desmoldarlo.
Una vez desmoldado lo espolvoreamos con azúcar glas.... y listo para servir.
Os recuerdo que en mi instagram @canelaendulce podrás seguir el proceso de mis recetas, siempre voy subiendo cositas .






martes, 6 de diciembre de 2022

Panettone de Masa Madre






Muy buenas!!!
Ya estoy por aquí con una de mis recetas favoritas, que he reeditado. Ya os adelanto que tras varias tandas de panettone, la receta con masa madre es un éxito asegurado. Así que ya no tenéis excusa para hacer un buen panettone, aunque he de decir que tampoco será la receta definitiva, ya que no es un panettone de de masa madre sólida, pero ese reto lo pospongo para el año que viene. 
Lo dicho poneros manos a la obra con éstas bellezas, ya que os saldrán tres deliciosos panettones por receta que podréis  rellenar cada uno a vuestro gusto, y que ya sabéis que las combinaciones son infinitas. Yo os dejo una receta básica para luego poder adaptar a vuestro gusto en cuanto a relleno. 
Y para los que no vayáis a hacer panettone de masa madre ya sabéis que el año pasado hice uno de levadura  que está de escándalo.
Dicho todo ésto manos a la obra!!!







Ingredientes



  • Para la masa

250 g de masa madre al 50%
670 g de harina de fuerza
150 g de azúcar
20 g de leche en polvo
1 huevo M
4 yemas M
1 cucharadita de sal
225 g de leche entera
1 cucharada de malta tostada o miel
2 cucharadas de Ron Añejo
2 cucharadas de Cointreau
1 cucharada de agua de Azahar
La ralladura  de una naranja
150 g de mantequilla fría
150 g de chips de chocolate ( galletas pan di stelle, pistacho, naranja confitada, uvas pasas.... ).


  • Para el glaseado de almendra

25 g de almendra molida
1 clara de huevo
35 g de azúcar glas
azúcar perlado para decorar al gusto






Elaboración



Lo primero que haremos será partir de una masa madre hidratada al 50 % ( es decir refrescada con la misma cantidad de agua que de harina). Es muy importante que la masa sea refrescada unas dos veces al menos para que esté bien activa. 
La elaboración es muy sencilla, en un bol del robot amasador colocaremos en el fondo la sal, luego la harina, el azúcar, la malta, la leche en polvo y la ralladura de naranja.
ponemos en marcha e incorporamos la leche que ha de estar a temperatura ambiente ,los huevos y las esencias, amasaremos hasta integrar.
Llegados a éste punto añadimos la masa madre y amasaremos a velocidad baja asta conseguir una masa homogénea. 
Ahora tan sólo nos queda incorporar la mantequilla que ha de estar fría y cortada en cubitos. Debemos amasar a velocidad baja para que la mantequilla se vaya incorporando a la masa poco a poco, después subimos a velocidad media y continuamos amasando unos 10 minutos o más, dependerá de varios factores ; del robot amasador y de vuestra harina. en todo caso veremos que la masa se va transformando, se vuelve lisa y elástica, apenas es pegajosa al tacto y observaremos que tiende a despegarse las paredes del bol y engancharse en el gancho amasador.
Una vez tengamos la masa lista la llevaremos a un bol que previamente habremos engrasado, la dejaremos tapada en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire hasta que doble su volumen. Os indico que éste proceso tarda unas cuatro o 5 horas, es un proceso más lento que con una levadura, pero que valdrá la pena.
En cuanto la masa haya doblado su volumen la llevamos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y le damos un ligero amasado para desgasificarla. Luego dividiremos la masa en tres partes iguales y e pondremos a cada porción el relleno que más nos guste ( pepitas de chocolate, naranja confitada, pistachos...). Para ello simplemente estiramos la masa dándole forma de rectángulo, espolvoreamos con las pepitas de chocolate y cerramos como si fuera un tríptico, luego enrollamos, boleamos y llevamos a nuestro molde para panettone de de 500 g.
Repetimos el proceso con las dos porciones de masa restantes y luego dejamos que nuestros panettones vuelvan a duplicar su volumen en un lugar cálido.
Cuando estén levados precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, y aprovechamos para hacer el glaseado de almendra. Para ello simplemente mezclamos la almendra molida la clara de huevo y el azúcar glas, pincelamos los panettones con la mezcla y espolvoreamos con azúcar perlado. Llevamos al horno durante 35 minutos. 
Una vez los retiramos del horno los pinchamos y los colgamos boca abajo para que se enfríen por completo y nos quede éste espectáculo de miga. Yo los suelo dejar toda la noche y al día siguiente los meto en una bolsa para panettone. Se conservan perfectamente durante varios días, aunque he de reconocer que nos los comemos en un periquete!!!1
P.D. Si os interesa seguir el proceso de mis recetas días  a día, pasaros por mi cuenta de Instagram @canelaendulce !!!




Para todos aquellos que quieren saber como se elabora la masa madre en éste enlace os dejo cómo elaborarla, yo seguí los pasos que se detallan en Directo al Paladar , siguiendo éstas indicaciones lograréis una masa madre en poco tiempo y sin grandes complicaciones!

domingo, 27 de noviembre de 2022

Cuernitos de Coco








 Muy buenas tardes!!!
Aunque he de decir que por aquí están un poco lluviosas, con lo cuál me he sacado un poco de tiempo para poder editar una receta para vosotros, ya que se avecina un puente en breve y que menos que proporcionaros una buena receta para poder aprovechar esos días.
He de reconocer que todo aquello que lleve coco me chifla, y en ésta ocasión no he equivocado para nada. Aunque partí de una receta la tuve que modificar debido a que la pobre masa de galleta se desparramaba por todos los lados, pero el resultado ha valido la pena sin lugar a duda.
Digamos que éstas galletas son la combinación perfecta, obtendremos una galleta con suave toque a agua de azahar, albaricoque y coco, que además de sabor le aporta una textura.
El resultado salta a la vista, son muy originales y sencillas de hacer, así que animaros. Eso sí, he de decir que os saldrá una buena tanda de galletas,más de treinta, pero también os digo que en recipiente cerrado se conservan durante varios días.
Ahhh!!! Se me olvidaba algo muy importante, y hacedme caso, comprar un buen Agua de Azahar, se nota mucho en el resultado final de las galletas. Si os sirve de ayuda yo uso Luca de Tena, lo sé, es un poco más cara y difícil de conseguir, pero os aseguro que valdrá la pena cada euro invertido. Además, os valdrá para roscones, panettones.....
Dicho todo ésto...al lío con la receta!!!!





Ingredientes


  • Para la masa

3 huevos
100 g de azúcar
100 g de mantequilla a temperatura ambiente
1 sobre de azúcar avainillado
7 g de levadura química
400 g de harina de trigo todo uso
Una pizca de sal

  • Para cubrir las galletas

200 g de mermelada de albaricoque
2 cucharadas de Agua de Azahar
110 g de coco rallado





Elaboración



En el bol de la amasadora colocamos los azúcares junto con la mantequilla en pomada y con el accesorio de pala mezclamos hasta obtener una mezcla esponjosa. A continuación añadimos los huevos y batimos hasta que se integren por completo.
Por último añadimos la mezcla de harina tamizada, junto con la levadura y la sal. Amasamos hasta obtener una mezcla suave y homogénea, apenas pegajosa al tacto.
Boleamos, cubrimos con film transparente y llevamos unos 20 minutos al frigorífico, para que nos sea más fácil formar los cuernitos.
Sacamos la masa del frigorífico y comenzamos a formar  los cuernitos. Para ello trabajaremos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada, según los vallamos formando, los vamos pasando a una fuente de horno forrada con papel de horno.
Luego volvemos a llevar al frigorífico durante una media hora.
Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos durante unos 12 minutos, o hasta que veamos que están ligeramente tostadas.
Mientras nuestras galletas se hornean, en un cazo ponemos la mermelada de albaricoque  y las dos cucharadas de Agua de Azahar, llevamos a fuego suave para que la mermelada se disuelva y conseguir una mezcla líquida. Reservamos
Según se van horneando las bañamos en la mezcla de albaricoque y azahar,por último las rebozamos en el coco y listo!
Se conservan perfectamente en una caja hermética durante unos días.
Por cierto si queréis seguir la evolución de mis recetas en historias de Instagram os voy subiendo pequeños spoiler.... así que seguidme soy @canelaendulce .





jueves, 24 de noviembre de 2022

Árbol Navidad de Bocaditos Especiados

 






Muy buenas!!!!
La Navidad ya está aquí y digamos que me he vuelto un poco loca..... a la vista está, no hay más que ver esta preciosidad de Árbol Navideño.
No paro de imaginarme la mesa de Navidad presidida  por ésta belleza y a todos los invitados esperando el momento para poder degustar ésta delicia. Éstos  bocaditos especiados nos transportarán automáticamente a la Navidad desde el momento del amasado, su aroma delicado a especias es único y hará las delicias de los paladares más exigentes.
Cómo podéis observar esta receta una dos pasiones, la repostería  y las manualidades, es un dos por uno, pero el resultado no me negareis que es una  auténtica obra de arte. No tiene nada que envidiarle a típica torre de bombones.
Así  que vamos a ponernos manos a la obra que la ocasión merece la pena.
Al lío con la receta!!!!!







Ingredientes


  • Para la masa
330 g de harina de fuerza
170 g de harina todo uso
3 g de levadura seca de panadero
2 huevos M
65 g de azúcar
1/2 cucharada de mezcla de especias navideñas*
La ralladura de una naranja
220 g de leche entera templada 
1/2 cucharadita de sal
70 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente 

  • Para el almíbar 
150 g de agua
100 g de azúcar 
La piel de un limón ecológico 

  • Para decorar
160 g de azúcar glas 
Granos de granada
ramitas de romero


  • Para la mezcla de especias navideñas
1 cucharada canela
1 cucharadita clavo molido
1/2 cucharadita anís molido
1/2 cucharadita jengibre molido
1/4  cucharadita de nuez moscada 
1/4 de cucharadita de cardamomo molido






Elaboración 



En el bol de nuestra batidora de piel colocamos todos los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Comenzamos a amasar a velocidad baja para que los ingredientes se integren. Una vez integrados subimos a velocidad media e incorporamos la mantequilla en trozos poco a poco, amasamos hasta conseguir una masa suave, lisa y elástica,  que tiende a despegarse de las paredes del bol y no es nada pegajosa al tacto.
Cuando la masa esté lista la boleamos y la pasamos a un bol que previamente habremos engrasado. Dejaremos que la masa doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez que la masa haya doblado su volumen la volcamos sobre una superficie ligeramente enharinada y le damos un amasado suave para así desgasificarla. 
Ahora vamos con la parte más tediosa del asunto y es que debemos pesar porciones de unos 10 g y bolealarlas, para luego disponerlas en una bandeja de horno que previamente habremos cubierto con un papel de horno. Debemos de colocarlas ligeramente espaciadas ya que debemos dejar que doblen su volumen y luego las llevaremos al horno.Salen unas tres bandejas de horno.
Mientras esperamos a que leuden, en un cazo pequeño colocamos los ingredientes para el almíbar y llevamos a fuego suave durante unos 10 minutos.
Finalmente cuando los bocaditos ya hayan levado precalentar el horno 180ºC y llevamos los donuts al horno por unos 8 minutos, o hasta que estén ligeramente dorados.
Retiramos del horno y los vamos pasando a una rejilla para que se enfríen .
Podemos aprovechar las tandas de horneado para forrar el cono de porexpan, yo utilicé uno de 40 cm.
Una vez tengamos los bocaditos listos simplemente los bañamos en el almíbar, espolvoreamos con úcar glas y clavamos al cono con ayuda de un palillo al cono. Cubrimos todo el cono con los bocaditos, luego decoramos con las ramitas de romero y con unos granos de granada. Por último espolvoreamos el arbolito con un poco más de azúcar glas para que nos quede aún más nevado......puesto en el centro de la mesa el día  de Navidad vuestros invitados quedarán encantados ante tal belleza y delicatessen.
Y si quieres estar al tanto del progreso de mis recetas sigueme también por Instagram @canelaendulce. Verás el progreso de creación de cada nueva receta





sábado, 19 de noviembre de 2022

Roscón de Tiramisú

 



Muy buenas!!!
Querid@s ya os adelanto que me he liado la manta a la cabeza y he empezado a hornear roscones. Desde ya os aviso que el espíritu navideño me ha invadido, aún no é muy bien por dónde van a tirar mis recetas navideñas, alguna ya tengo es mente, más bien un  ciento, aunque ya sé que no me da la vida para todo. 
Pero vayamos por partes, ya sabéis que mi versión del clásico roscón es infalible y la del roscón red velvet ya ni os cuento....., pero innovar  esta de moda y digamos que me he venido un poco arriba y me he marcado este roscón de tiramisú , que he de reconocer que es un escándalo . No hay más  que verlo!!!!
No me digáis que no os apetece probar ésta maravilla que lo tiene todo, una miga de escándalo, un relleno cremoso de mascarpone y espolvoreado con cacao. 
Vamos la combinación perfecta para sorprender a vuestros invitado en ésta  Navidad, así que ya os podéis poner manos a la obra, no tenéis excusa .
Al lío con la receta !!!!!!









Ingredientes


  • Para la masa

290 g de harina de fuerza
50 g de harina de harina todo uso
35 g de azúcar
55 g de leche entera
3 g de levadura seca de panadero
3 huevos M
145 g de mantequilla a temperatura ambiente
5 g de sal

  • Para la crema

250 g de Queso Mascarpone
250 ml de nata para montar
60 g de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla

  • Para el almíbar

15 ml de café espresso 
1 cucharada de Amaretto 
2 cucharaditas de azúcar


  • Para decorar

Un huevo batido + azúcar para pincelar el roscón
2 cucharadas de cacao puro en polvo para espolvorear






Elaboración


Lo primero que haremos será en una jarrita templar la leche, añadirle la levadura y una cucharadita de harina y otra de azúcar. Removemos bien, tapamos y dejamos reposar una media hora en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire.
En el bol de nuestra batidora de pie colocamos el resto los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Ponemos en marcha a velocidad baja y empezamos a añadir la mezcla que teníamos reservada en la jarra, amasamos hasta que se integre, luego subimos a velocidad media e incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en trozos. Debemos amasar hata conseguir una masa lisa y homogénea, sin grumos, de tacto suave y esponjoso, nada pegajosa al tacto. Sabremos que la masa está lista ya que se despega con facilidad de las paredes del bol y tiende a engancharse al gancho amasador.
Llevamos la masa a un que previamente habremos engrasado, cubrimos con film transparente y dejamos que doble su volumen en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire.
Una vez que la masa haya doblado su volumen la pasamos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada y le daremos un suave amasado para desgasificar la masa. Boleamos nuestra masa y tapamos con un paño y la dejamos reposar durante unos 10 minutos para que la masa se relaje y nos sea más fácil trabajarla.
Ahora vamos a formar el roscón, para ello con la ayuda del dedo índice hacemos un agujero en el centro de la masa y con la ayuda de las manos iremos agrandando el agujero  hasta dar forma a nuestro roscón. Debemos dejar un buen agujero ya que tanto como en el leudado como en el horneado la masa crece.
Cuando le hayamos dado forma lo llevaremos a una placa de horno previamente forrada con papel de horno, lo cubrimos con un paño y lo dejamos leudar hasta que doble su volumen.
Cuando esté listo precalentamos el horno a 180ºC, batimos un huevo, pincelamos el roscón y lo espolvoreamos con azúcar. Horneamos durante 30 minutos, luego retiramos del horno y lo pasamos a una rejilla para que se enfríe por completo.
Para la crema simplemente comenzaremos batiendo la nata junto con el azúcar, cuando veamos que la nata empieza a montar añadimos el queso y batimos hasta conseguir una crema consistente. 
Levamos la crema a una manga pastelera con una boquilla lisa y ancha para proceder al montaje del roscón. Hacemos el café y le añadimos el azúcar y el licor. Reservamos.
Con el roscón ya frío, lo abrimos por la mitad, pincelamos la parte inferior con la mezcla de café y con la manga pastelera repartimos la crema de mascarpone  haciendo pequeños montoncitos por toda la base del roscón. Espolvoreamos cacao puro en polvo, colocamos la parte superior encima y por último espolvoreamos la superficie con cacao puro en polvo..... 
y listo para servir!!!







Y para los que queráis los spoiler de mis recetas seguidme en Instagram en @canelaendulce y veréis el proceso de creación de mis recetas, ya que vou subiendo el paso a paso sobre la marcha!!!!