miércoles, 1 de julio de 2020

Trenzas de Yogur






Muy buenos días!!!
Después de unos días desaparecida vuelvo con una deliciosa receta, unas trenzas de yogur.
Aprovechando que tenía unos yogures en la nevera me puse manos a la obra, ya que la receta es de lo más sencilla, me recuerda a la típica receta de bizcocho de yogur. En cualquier caso se convertirá en un básico en vuestra cocina dado que los ingredientes  que utilizaremos para esta receta se suelen tener en casa.
De esta receta cabe destacar que le aporte de materia grasa a la masa se lo da el yogur. Nos va a quedan un pan muy esponjosito y sabroso, yo hice unas mini trenzas y quedaron divinas.
Así que al lío!!!

Ingredientes

500 gr de harina de fuerza
200 gr de yogur griego
140 gr de azúcar
1 huevo L
3 gr de levadura seca de panadero
150 ml de leche templada
1 pizca de sal

Elaboración

Primero vamos a templar la leche, debéis tener cuidado de no calentarla en exceso ya que si lo hacéis la levadura perderá sus propiedades.
En el bol del robot amasador colocamos la pizca de sal el fondo, la harina encima, la levadura y el azúcar.
Añadimos el yogur y ponemos en marcha, la mezcla comenzará a integrarse, le añadimos la leche tibia y el huevo ligeramente batido.
Amasamos hasta conseguir una masa suave y elástica, en mi caso le tuve que añadir na cucharada más de yogur. Dependiendo de la calidad de la harina  absorberá mayor cantidad de líquido, asi que en función de la calidad de vuestra harina necesitará un poco más de liquido o de harina.
Una vez tengamos la masa lista la pasamos a un bol previamente engrasado, lo tapamos con un film transparente y lo dejamos hasta que doble su volumen.
Cuando haya doblado su volumen, lo llevamos a la encimera ligeramente enharinada y le damos un suave amasado para desgasificar. A continuación dividimos la masa en 8 partes y la dejamos reposar unos 20 minutos. 
Pasado este tiempo, dividimos cada porción en 3 partes y formamos la trenza y la pasamos a la bandeja de horno a la que previamente le habremos colocado un papel de horno. Una vez tengamos las trenzas listas, las tapamos con un paño de cocina y las volvemos a dejar levar hasta que doblen su volumen.
Con el horno precalentado a 180º y sin ventilador, las horneamos durante unos 15 minutos, la superficie nos quedará doradita.
Las retiramos del horno y las pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.
Cuando estén frías las espolvoreamos con azúcar glas.



Esta receta admite muchas variaciones, ya que si el yogur es de sabor cambiará ya de por si el sabor, y si lo hacemos con un yogur natural también le podemos cambiar el sabor con algo tan simple como la ralladura de limón o naranja.
Fuente de la receta: Entre hilos y algo más



6 comentarios:

  1. Me encantaa! Me voy a poner manos a la obra!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la ago y cuando la saco del horno, la baño con mermelada de albaricoque caliente y bien fina, y le pongo unas almendras laminadas oh fruta escarchada y está de buena que no dura un día en la casa con los nietos y el marido

      Eliminar
    2. Pues no pinta mal!!!! Una idea más a tener en cuenta.

      Eliminar
  2. Si la levadura es fresca,serían 9grms? Cuándo la añadimos? Con la leche? 🙂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, serían 9 gramos y añadela con la leche templada. Un saludo y ya nos contarás!!!

      Eliminar