viernes, 12 de junio de 2020

Rosquillas de hojaldre

Muy buenos y lluviosos días!!!
Hoy os voy a contar como hacer un postre en un periquete, sin arremangarse mucho y ya os digo que conquistareis los paladares más exquisitos.
Os voy a dejar una foto para que comprendáis de lo que estoy hablando..... ya que no hay mejor prueba!!!


No me digáis que no se os hace la boca agua!!!
Cuando las vi por primera vez, lo mío con estas rosquillas fue amor a primera vista, pero una vez que hice la receta pasó a ser amor eterno. Ya aviso que habrá muchos enamorados de ésta receta, y cuando veáis lo fácil que son de hacer, aún más.
Así que allá vamos!!!

Ingredientes

2 planchas de masa de hojaldre
1 cucharada de mantequilla
80 gr de agua
80 gr de azúcar
80 gr de miel
azúcar granulado y canela para el rebozado

Elaboración


Comenzaremos precalentando el horno a 200ºC con calor arriba y abajo.
Ahora vamos a preparar el hojaldre, para ello derretimos la mantequilla en el microondas y dejamos atemperar un poco.
Colocamos una lámina de hojaldre sobre la encimera ligeramente enharinada, la pincelamos con la mantequilla derretida y le colocamos encima la otra lámina de hojaldre. 
A continuación pasamos un rodillo sobre la masa para sellarla, no presionar ni forzar. 
Procedemos a cortar la masa, yo lo hice con un vaso y una boquilla, para darle el aspecto de rosquilla. Las pasamos a una bandeja de horno a la que previamente le habremos puesto un papel de horno. Las llevamos al horno por unos 20-25 minutos, si queremos lograr un aspecto dorado y brillante las pintamos con leche. Yo las hice sin pintar y las dejé hasta que estaban doradas.
Las retiramos del horno y las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriarse por completo.
Mientras tanto vamos con el almíbar en el que las bañaremos. En un cazo añadimos el agua, azúcar y la miel, calentamos hasta que comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos unos 5 minutos a fuego suave hasta que se disuelva el azúcar.
En un bol mezclamos el azúcar y la canela. Las mías sólo están rebozadas en azúcar, ya que la canela no nos gusta.
Con las rosquillas frías y el almíbar templado comenzaremos primero por bañarlas en el almíbar y las dejamos escurrir sobre una rejilla unos cinco minutos. Después rebozamos en la mezcla de azúcar y canela.
Una vez están completamente frías se conservan perfectamente en una caja.







3 comentarios:

  1. como puedo seguirte en el canal,Canela en dulce?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fátima,me puedes seguir aqui en el blog, en mi página de facebook Canela en dulce o en instagran también como Canela en dulce. Muchas gracias!!!

      Eliminar
    2. Fátima de todas forma me encanta que comentéis también aqui en el blog!!!😉

      Eliminar