lunes, 6 de julio de 2020

Pan Windsor

Hola!!!
Comenzamos la semana y lo hacemos con un delicioso Pan Windsor de aspecto suave y tierno.
Lo que más me gusta de este pan es que al hacerlo en panecillos y al colocarlos en una fuente para hornearlos, luego nos facilitará su división en porciones.
Mirad que pinta...


No me digáis que no se ve delicioso. Así que vamos al lío!!!

Ingredientes


350 gr de harina de fuerza
3 gr de levadura seca de panadero
10 gr de sal
2 yemas de huevo 
200 gr de leche entera
10 gr de leche en polvo , aunque se puede suprimir
20 gr de azúcar
40 gr de mantequilla

Elaboración


Lo primero que vamos a hacer es templar la leche.
Colocamos todos los ingredientes en el vaso de la amasadora excepto la mantequilla, tendremos especial cuidado de que la sal y la levadura no se toquen para evitar que la levadura se estropee.
Amasamos durante unos 7 u 8 minutos.
Si no de dispone de amasadora, se puede hacer perfectamente a mano. Integrar todo primeramente en un bol y después amasamos en la encimera.
A continuación incorporamos la mantequilla poco a poco, la mantequilla debe estar fría. Seguimos amasando hasta que se integre bien en la masa y quede elástica y brillante.
Hacemos una bola y pasamos la masa a un bol engrasado, tapamos con film transparente y dejamos reposar hasta que doble su volumen.
Si queremos una fermentación larga en el frigorífico, la dejaremos levando todo la noche el el frigorífico.
Una vez haya doblado su volumen le damos un suave amasado para desgasificar, separamos en 8 porciones de unos 80 gr, boleamos y dejamos reposar de nuevo tapadas unos 20 minutos para que pierdan fuerza, de lo contrario no podríamos dar forma al pan, porque la masa se encogería.
Pasado este tiempo, estiramos con un rodillo y damos forma rectangular, enrollamos sobre si misma, nos debe quedar una barrita del ancho del molde. Hacemos lo mismo con el resto de las bolas y las vamos colocando en un molde al que previamente le habremos colocado un papel de horno. Las colocaremos unas al lado de otras dejando un poquito de separación, ya que las debemos dejar levar de nuevo tapadas hasta que doblen su volumen.
Pincelamos con un poco de mantequilla derretida y horneamos a 170º con calor arriba y abajo durante unos 20 minutos.
Retiramos del horno, desmoldamos y pasamos a una rejilla para enfriar por completo. Cuando estén fríos espolvoreamos con azúcar glas.




Mirad que miga más bonita y suave.

Fuente de la receta: Teresa Vivancos




2 comentarios:

  1. Una receta estupenda. Es un bocadillo delicioso que andaba buscando precisamente. Ya compre una de las mejores amasadoras y ahora es tiempo de prepararlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado la receta!!! Gracias por seguirme!

      Eliminar